Los rebeldes sirios retoman la ofensiva en Alepo a pocas horas de tregua rusa

Por Publinews

Los rebeldes sirios retomaron con fuerza este jueves su ofensiva en Alepo para romper el asedio del régimen, en vísperas de una nueva tregua “humanitaria” de diez horas decretada por Moscú.

Al menos 12 civiles murieron este jueves y 200 resultaron heridos en los barrios oeste de Alepo, controlados por el régimen, por disparos y cohetes de los rebeldes, según la agencia oficial Sana.

Violentos combates se produjeron en la periferia oeste, cerca de una importante academia militar situada a proximidad del barrio progubernamental de Halab al Jadida.

Por otra parte, una coalición de rebeldes kurdos y árabes, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), anunciaron que “dirigían” una ofensiva para expulsar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) de su bastión de Raqa, afirmando que Turquía no formaría parte de la operación.

Tras varios días de calma, los combates regresaron con fuerza al oeste de la segunda ciudad de Siria. Grupos islamistas y yihadistas lanzaron el 28 de octubre una ofensiva desde el exterior de la ciudad, por el oeste, para intentar romper el cerco que las tropas del régimen de Bashar al Asad impone a los barrios de la oposición, situados en el este.

Más de 250.000 personas viven en esos barrios, a los que no llega ayuda humanitaria desde julio y donde escasean los alimentos, según la ONU.

– Víctimas civiles –

“Tres coches bomba explotaron en el oeste de Alepo, en el inicio de una violenta ofensiva de los grupos rebeldes que intentan lograr un nuevo avance”, indicó la ONG Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

En los últimos días, los rebeldes habían conseguido entrar en los sectores vecinos de Minian y Dahiet al Asad.

“Hay violentos combates y tiros de artillería, y los enfrentamientos más duros tienen lugar en el sector de Halab al Jadida. Los combatientes lanzaron su ataque desde Minian y están a las afueras de Halab al Jadida”, indicó el OSDH.

Además, 12 civiles fueron abatidos el jueves por disparos de los rebeldes en los barrios del oeste, según la agencia oficial Sana. Por su parte, el OSDH dio un balance de 15 muertos, incluidos cuatro niños.

Desde el 28 de octubre, los disparos rebeldes sobre los barrios oeste causaron la muerte de 69 civiles, entre ellos 23 niños, según esta ONG.

La televisión estatal acusó, por su parte, a los rebeldes de haber esparcido “un gas tóxico” por el barrio de Minian.

Los beligerantes quieren controlar Alepo para asentar su poder en el norte de Siria, donde la guerra civil iniciada en 2011 ha dejado más de 300.000 muertos.

El régimen lanzó el 22 de septiembre una gran ofensiva para retomar la parte este de la ciudad, pero sus tropas no lograron el éxito esperado a pesar del apoyo de la aviación rusa y los bombardeos que mataron a más de 500 personas, según la ONU, y destrozaron numerosas infraestructuras civiles.

– ‘Tregua humanitaria’ –

Esta operación del ejército sirio suscitó numerosas críticas de la comunidad internacional.

Los países occidentales denunciaron “crímenes de guerra”, obligando a Rusia a anunciar el 18 de octubre el cese temporal de sus bombardeos sobre los barrios este y una tregua humanitaria de tres días.

Pese al fracaso de ese primer intento, Moscú anunció una nueva “tregua humanitaria” de 10 horas el viernes, y pidió a los “líderes de los grupos armados” que “pongan fin a los combates y abandonen Alepo con sus armas”.

El ministerio de Defensa ruso y el ejército sirio indicaron que esta tregua debería empezar a las 09H00 hora de Alepo (07H00 GMT).

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, consideró que esta tregua “está lejos de ser suficiente” porque “no da bastante tiempo para evacuar a los enfermos y las personas gravemente heridas, ni para llevar ayuda humanitaria a los habitantes de Alepo”.

En otra zona de Siria, las Fuerzas Democráticas Sirias anunciaron que “dirigían” una ofensiva que será lanzada “próximamente” para expulsar al grupo EI de su feudo sirio de Raqa, matizando que Turquía no participaría en ella.

Los rebeldes kurdos arrebataron el bastión que el grupo EI tenía en Manbij, pero son considerados “terroristas” por Ankara.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo