Juicio contra un policía blanco por matar a un hombre negro desarmado en EEUU

Por Publinews

El juicio a un expolicía que mató a un hombre negro desarmado disparándole por la espalda al escapar de una detención de tráfico comenzó este jueves en Charleston, en Carolina del Sur (sureste de EEUU).

En los alegatos de apertura, la fiscal Scarlett Wilson dijo a los miembros del jurado que Michael Slager faltó a su deber como policía cuando disparó ocho tiros al sospechoso que huía desarmado, incluso después de haberlo sometido con un Taser.

Cinco de los disparos dieron en el blanco y Walter Scott murió rápidamente.

El abogado defensor de Slager, Andy Savage, dijo en su alegato de apertura que Scott, de 50 años, había provocado a Slager, ahora de 34, al huir de la detención de tránsito, dar inicio a una persecución y resistirse al policia.

El episodio ocurrió el 4 de abril de 2005, durante un patrullaje rutinario en el norte de Charleston, una ciudad con una larga historia de tensiones raciales entre la policía local y la comunidad negra.

Slager detuvo a Scott ese sábado por la mañana porque las luces traseras del coche de Scott no funcionaban.

El hombre huyó del automóvil y Slager persiguió al sospechoso. Un peatón grabó el momento en que el policía y el fugitivo se enfrentaron brevemente hasta que Scott huyó de nuevo y el policía le disparó en la espalda.

Pocos días después del tiroteo y de la divulgación del vídeo, Slager fue acusado de asesinato y despedido del Departamento de Policía del Norte de Charleston.

El incidente concitó la atención nacional y fue considerado parte de un patrón de violencia injustificada por parte de los policías contra hombres negros desarmados en Estados Unidos.

La fiscal Wilson cuestionó la actuación del policía después del tiroteo: “La primera reacción de Slager no fue practicarle resucitación cardiopulmonar, no fue darle primeros auxilios”, dijo la abogada. En cambio se ocupó, según ella, de cuidar su coartada.

Savage aseguró que Slager actuó responsablemente como policía al perseguir a un sospechoso. Además, no sabía que no llevaba un arma.

“¿Cómo podía saber que estaba desarmado? Nunca tuvo la oportunidad de revisarlo”, dijo Savage.

Tras los alegatos de apertura, la fiscalía llamó a sus primeros testigos, todos familiares y conocidos de Scott. El jurado está compuesto por seis hombres blancos, cinco mujeres blancas y un hombre negro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo