De delincuente a ídolo: ¿Por qué los grandes capos son admirados?

De delincuente a ídolo: ¿Por qué los grandes capos son admirados?
Por: Publinews

Esta semana inició con la noticia de la fuga del notorio narcotraficante mexicano Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alías el “El Chapo”.

Este presidiario se escapó en la noche del sábado de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, en en el Estado de México.

El hombre llevaba un año y cinco meses en prisión, tras haber sido arrestado el 22 de febrero de 2014.

Actualmente la fuga del peligroso narcotraficante mantiene en vilo a diversos estados de México y países aledaños.

En 2001, Guzmán Loera se escapó de una cárcel en el estado de Jalisco.

Sin embargo, a pesar de sus enfrentamientos como la justicia, “El Chapo”, así como otros grandes narcotraficantes, genera admiración y cuenta con el apoyo de ciertos sectores de la comunidad.

Arnaldo Kraus destaca en su artículo “Fanatismo y narcotráfico” publicado en el periódico mexicano “La Jornada” que “es imposible mejorar las condiciones de vida porque las reglas de la sociedad están diseñadas para satisfacer a quienes las dictan. En el mundo son minoría las comunidades incluyentes. Por eso aumenta sin parar el número de jóvenes que desea enlistarse en las filas del narcotráfico o en los cuarteles del fanatismo”.

Kraus expone que “para quienes perviven en la pobreza el narcotráfico y el fanatismo se convierten en una forma de vida”.

De igual forma, el apoyo económico que el narcotraficante le haya dado a la comunidad es un factor crucial en si lo apoyan o no. De acuerdo al portal “Línea Directa”, “los narcos en Sinaloa toda la vida han ayudado a la gente: arreglan pueblos, iglesias, escuelas, emparejan calles, dan becas y en casos de emergencia llegan primero que las autoridades”.

El mencionado portal reseñó en 2014 la marcha que realizaron en esa fecha para apoyar al “Chapo”. En esta ocasión, fue a través de la red social Facebook que convocaron una misa en honor al narco en Cuiliacán, estado de Sinaloa, México, informó el periódico mexicano “Excelsior”. 

Otro caso de un narcotraficante apoyado por las zonas más pobres de una comunidad es el del colombiano Pablo Escobar. Según el medio británico “BBC”, la comunidad de Medellín le rinde honores aún después de 20 años de su muerte.

Dicho medio expone que los 16 mil habitantes de la urbanización “Medellín sin tugurios” llaman extraoficialmente su comunidad como “Barrio Pablo Escobar”. Asimismo, se indicó que Escobar costeó la construcción de las primeras 443 casas de esa barriada y se las dio a los más pobres.

El pasado año cuando  “El Chapo” fue capturado la “BBC” comparó al capo con Escobar y detalló que ambos tuvieron vidas paralelas y que “ambos se convirtieron en líderes de enormes organizaciones delictivas gracias a su inteligencia, ambición y crueldad desmedidas”.

En la galería de fotos les mostramos más detalles de la fuga de  “El Chapo”. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo