¿Es momento de que los rusos se vayan?

¿Es momento de que los rusos se vayan?
Por: Publinews

Mientras el presidente de Rusia, Vladímir Putin, sigue consolidando el poder, más y más de sus compatriotas han decidido emigrar de su patria. Según las estadísticas de la oficina de estado Rosstat, 203 mil 600 rusos se trasladaron al extranjero durante los primeros ocho meses de 2014 en comparación con los 36 mil 774 de 2011. Sin embargo, los expertos calculan que las cifras reales pueden ser mayores.

“Realmente siento que el flujo de emigrantes está aumentando”, le dijo a Publinews Internacional Sergei Guriev, exrector de la Nueva Escuela de Economía de Moscú y ahora profesor de economía en Sciences Po en París. “Muchos amigos y conocidos han comenzado a pensar en esta posibilidad, o ya han emigrado. No es fácil, se necesitan tiempo, esfuerzo y recursos. Algunas personas prefieren emigrar a algún lugar cercano, donde todavía pueden hablar ruso y mantenerse en contacto, como algunos países europeos. Otros prefieren emigrar más lejos, Algunos datos oficiales pueden sugerir que la emigración no ha aumentado, pero la mayoría de la gente que conozco no está registrada como emigrantes. Ni yo, porque todavía estoy inscrito en Moscú y tengo un pasaporte ruso”.

Sitios web y medios de comunicación social por medio de internet en Rusia están ofreciendo consejos sobre cómo emigrar, sobre todo un blog llamado “Pora valit” (“Es hora de irse”, en ruso) que está ganando popularidad.

“Nuestro objetivo principal es compartir las experiencias de los inmigrantes que se han integrado con éxito con los que tienen miedo de las cosas y los problemas desconocidos de la emigración”, le cuenta a Publinews Internacional Ian Polianskii, fundador de la sede de París de “Pora valit”. “Entre 2000 y 2008, Rusia era próspera y la gente empezaba a creer que el país estaba mejorando, era cada vez más estable, pero luego golpeó la recesión. Rusia resistió la crisis y fue sede de los Juegos Olímpicos de 2014 en Sochi. Sin embargo, el país entró en crisis de nuevo. Los rusos son muy pacientes, pero nadie quiere sufrir sin un propósito específico. Nadie puede decir que el país volverá a la prosperidad”.
Además, desde un punto de vista económico, muchos emigrantes decidieron abandonar el territorio tras el regreso de Putin a la presidencia en mayo de 2012.

“Casi inmediatamente después de que Putin comenzara su tercer mandato presidencial, un debate masivo comenzó sobre si sería peligroso o incluso imposible distribuir arte contemporáneo”, le dijo a Publinews Internacional el prominente curador de arte Marat Guelman, quien se trasladó a Montenegro en enero y fue despedido hace dos años como director del Museo de Arte Contemporáneo de Perm después de haber apoyado una exposición que satirizó las Olimpiadas de Sochi 2014 (que incluía una caricatura de José Stalin en un traje de oso polar). “Después de 2013, comencé un nuevo proyecto, pero mi inversor me dejó en claro que si trabajaba conmigo tendría problemas con las autoridades. Creo que solo los que apoyan las políticas de Putin pueden trabajar en Rusia, y no los que realmente saben algo”.
Sin embargo, no son solo los académicos sin dinero o disidentes descontentos que están en el éxodo. También los familiares de las personas que trabajan en el poder están dispuestos a trasladarse al extranjero según Oleg Kashin, periodista y crítico de Putin.

Kashin dice: “La mayor parte de los rusos, que compran propiedades caras en Europa y América, son los que trabajan en la administración pública y son leales a Vladimir Putin. Por ejemplo, el alcalde de mi ciudad natal tiene una casa en Niza, Francia, donde viven su esposa e hijos. Esta es la norma en la Rusia moderna. Pero creo que Europa y Estados Unidos esperan una gran ola de emigración rusa después de la caída del régimen de Putin, sea la que sea la forma en que suceda. Vas a ver lo que es, cuando cientos de miles de funcionarios, miembros de las fuerzas de seguridad y otras personas de repente se convierten en tus vecinos”.

Recientes salidas
Ciudadanos conocidos que se fueron

Yevgenia Chirikova
Activista ambiental de Rusia, se hizo famosa por oponerse a la construcción de una autopista a través del bosque de Khimki, cerca de Moscú, en 2007-2012. La activista de 38 años también jugó un papel destacado en las protestas electorales legislativas rusas de 2011-2012. Chirikova salió de Rusia en abril de este año y ahora vive en Estonia.

Mikhail  Khodorkovsky
El que fue el hombre más rico de Rusia, el magnate petrolero de 51 años, fue acusado de malversación y evasión de impuestos en 2003 y pasó 10 años en prisión. El “preso político”, como se refirió a sí mismo, fue puesto en libertad después de un indulto presidencial en diciembre de 2013, pero se fue de Rusia. Desde entonces vive en Suiza, donde se le concedió la residencia.

Galina Timchenko
La exdirectora del periódico en línea lenta.ru fue despedida en marzo de 2014 por su cobertura del conflicto de Ucrania. En abril de este año, la mujer de 53 años y su equipo, que también renunció al sitio, anunció un nuevo proyecto de medios llamado “Meduza”,  ubicado en Letonia. En varias declaraciones que la periodista les dio a los medios de comunicación, dijo que “es imposible establecer una editorial independiente”.

Pavel Durov
Fundador de la red social VKontakte, se negó públicamente a entregarles datos de manifestantes ucranianos a las agencias de seguridad de Rusia y bajar la página del activista de la oposición Alexey Navalny. Cinco días después fue despedido como director general de VK. Al hombre de 30 años le habría sido otorgada la ciudadanía de la nación caribeña de Saint Kitts y Nevis.

Loading...
Revisa el siguiente artículo