Centroamericanos marchan para exigir fin de violencia contra mujeres

egún el Observatorio Panameño contra la Violencia de Género, de 2009 a 2013 se registraron 343 femicidios, y en lo que va de 2014 se han dado 23 casos.

Por: Publinews

Foto: Agencias Foto: Agencias

Millares de centroamericanas marcharon este martes, Día de la No Violencia Contra la Mujer, para exigir castigos a los femicidas en la región, sobre todo en Honduras, todavía conmocionada por el reciente asesinato de una reina de belleza y su hermana.

“Justicia” y “Alto al femicidio”, gritaron las mujeres en Tegucigalpa, en una marcha desde la Casa de Gobierno hasta los bajos del Congreso, centro, en un recorrido de unos 4 km. Llevaban carteles con fotos de víctimas, incluyendo de María José, Miss Honduras Mundo, de 19 años, y de su hermana Sofía Trinidad Alvarado, de 23.

En Costa Rica, la manifestación en la capital contó con la participación del presidente Luis Guillermo Solís y su gabinete, dirigentes deportivos, atletas, estudiantes y activistas que reclamaron la erradicación del femicidio, entendido como el asesinato de mujeres por su condición de mujer.

Ese tipo de delito ha disminuido drásticamente en Costa Rica, país de 4,5 millones de habitantes, donde se registraron 25 casos en 2013, el más bajo desde 1996, aunque para el presidente Solís “falta mucho por hacer por la eliminación de la violencia contra las mujeres, tanto en lo legal como lo cultural”.

En Panamá, unas 20 organizaciones se manifestaron por el paseo marítimo de la capital y realizaron presentaciones teatrales para protestar contra las “ataduras de las mujeres” a nivel social y los estereotipos de belleza y sumisión, dijeron las organizadoras.

Según el Observatorio Panameño contra la Violencia de Género, de 2009 a 2013 se registraron 343 femicidios, y en lo que va de 2014 se han dado 23 casos.

Cada 13 horas muere una mujer

La violencia flagela sobre todo a los países del triángulo norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras).

En Honduras, “cada 13 horas es asesinada una mujer y en el caso de Miss Honduras y su hermana hay mucha saña, una de las chicas recibió 12 disparos, otra, 10. Ya estaban muertas y les siguieron disparando, lo que significa odio y desprecio hacia el cuerpo de las mujeres”, dijo a la AFP Suyapa Martínez, directora del Centro de Estudios de Mujer.

La joven María José Alvarado fue asesinada a tiros junto a su hermana Sofía el 13 de noviembre durante una fiesta, y el novio de esta última está detenido como sospechoso de los crímenes.

El estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) informó que al menos 4.283 mujeres perdieron la vida en forma violenta en Honduras entre el 2002 y octubre del 2014, y alrededor del 90% de los casos está en impunidad por falta de investigación.

Neessa Medina, activista del Centro de Derechos de Mujer (CDH), informó a la AFP que el año pasado en ese país, con 8,5 millones de habitantes, se registraron 636 femicidios y este año van 453.

El Salvador, según el estatal Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (Isdemu), con una población de 7,4 millones de habitantes, en 2014 registraba 57 femicidios, 2.098 denuncias de violencia intrafamiliar contra mujeres y 320 violaciones.

Mientras, el estatal Instituto de Ciencias Forenses (Inafi) de Guatemala, con una población de 15 millones, registró 758 femicidios en el 2013 y hasta octubre de 2014 había 659.

Martínez estimó que “los hombres, al ver que no pueden dominar el cuerpo de las mujeres, terminan golpeándolas y finalmente matándolas; y en el caso de Miss Honduras fue una reacción de cólera del agresor en donde quería controlar las decisiones de las mujeres”.

Además, indicó que se ha comprobado que varias exparejas o parejas pagan sicarios para que maten a las mujeres y “hay un alto indice de impunidad, casi un 95%” en los crímenes contra mujeres.

La activista denunció que “por la impunidad, los hombres tienen licencia para matar mujeres” y contribuyen factores como “la posesión de armas de fuego, porque más de un millón de armas ilegales circulan en el país, y el tercer factor es el patrón patriarcal”.

Según ella, las familias, la escuela, la iglesia “reproducen un patrón patriarcal que, combinado con una sociedad altamente violenta como es Honduras, hace que los asesinatos se vean como la mejor solución de los problemas”, deploró.

Agencias

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo