María del Carmen Aceña

Justicia y Seguridad

Por: Publinews

Investigadora del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) Investigadora del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN)

La semana pasada tuvimos muchos acontecimientos referentes a justicia y seguridad. Iniciamos con la declaración de una magistrada, aduciendo que el proceso de elección de magistrados no había sido transparente. Adicionalmente el jueves, la Corte de Constitucionalidad, luego de varios recursos interpuestos, por el tan discutido proceso y la lista de magistrados electos (Corte Suprema y Salas de Apelaciones) por el Congreso de la República, dio un amparo provisional de 30 a 45 días para emitir el fallo definitivo respecto de si los electos toman posesión o si el procedimiento se revierte. Importante llamada de atención para varios diputados que en forma abaratada escogieron a los magistrados sin respetar los tiempos que dice la ley.

En el ínterin algunos jueces han señalado que recibieron presiones de miembros de otros organismos del Estado, con el fin de favorecer a funcionarios de un distinto poder. Por último, se acusó a un juez de parte de la CICIG por sobornar a una empresa para rebajar una multa millonaria.

También se celebró el ENADE y tuvimos la visita de varios expertos en el tema de seguridad. Un honor conocer al general Rosso Serrano, servidor público, ex miembro de la Policía de Colombia, quien en forma valiente fue uno de los protagonistas más importantes en reducir el crimen organizado en su país. Dejó claro que el narcotráfico y el crimen no pueden sustituir al Estado. El gobierno con un liderazgo moral debe rescatar la autoridad. Señalaba que permitir el tráfico y el consumo de las drogas es ser cómplice del crimen organizado, por tanto hay que prohibirlas.

Serrano recalcó la importancia de contar con funcionarios dignos, especialmente policías. “La constante depuración de la policía permite que sus miembros honestos cierren filas y que gane más credibilidad la institución ante la población”, comentó Serrano. Resaltó que los incentivos económicos son importantes, pero que igual categoría tiene el bienestar del policía. Además que el policía se sienta orgulloso por tener un cargo de mérito, sustancial, que cuente con buenos servicios de salud y educación para él y su familia, y exaltar a los que tengan un buen desempeño.

Rudolph Giuliani –exalcalde de Nueva York– propuso tener clara la visión, buscar como objetivo la reducción sustancial del crimen y tomar acción. Formuló buenas recomendaciones que se pueden enlistar en cinco: 1) Contar con un sistema de información con tecnología que permita evaluar de manera integral datos, generar información y lograr focalizar recursos donde se necesita. 2) Conseguir que la policía, las cortes y el sistema penitenciario tengan funcionarios honestos y capaces, trabajando coordinadamente. 3) Alcanzar una policía más cercana al ciudadano, comprendiendo y resolviendo los problemas cotidianos “pequeños” y no esperar que se engrandezcan. 4) Reducir el crimen sustancialmente requiere involucrar a la gente, “una combinación de intelecto y corazón”. 5) Buscar la mejora continua: medir los logros, día a día hacer acciones para lograr el objetivo y obtener en el largo plazo el sueño o la visión establecidos.

Adicionalmente, el Ministerio de Gobernación y la FUNDESA presentaron su deseo de crear instancias donde puedan converger instituciones y organizaciones para ir diseñando e implementando un plan integral de seguridad y justicia, y lograr que la seguridad ciudadana sea un proyecto de país. ¡Seamos positivos! Estaremos pendientes de lo que suceda con el OJ e induciremos procesos para avanzar en convertirnos en un país seguro y en paz. Debemos recordar que sin seguridad y justicia difícilmente habrá futuro para el país.

Loading...
Revisa el siguiente artículo