Brasil dice: balotaje

La presidenta Dilma Rousseff se enfrentará al socialdemócrata Aécio Neves el próximo 26 de octubre por la presidencia brasileña.

Por: Publinews

Foto: Agencias Foto: Agencias

Rousseff se verá de nuevo la cara con Neves en un balotaje entre los dos partidos que se han repartido el poder en los últimos 20 años, según resultados oficiales.

La ecologista Marina Silva, del Partido Socialista, que se convirtió inesperadamente en candidata presidencial hace apenas un mes y medio y llegó a superar netamente a sus dos rivales, quedó tercera con 21.17%, según el Tribunal Superior Electoral (TSE), con 94% de los votos escrutados.

Rousseff obtiene 41.09% de los votos y Neves, 34.15%, indicó el TSE.

En un segundo turno el 26 de octubre, Rousseff ganaría a Neves por 48% a 42%, según Datafolha, y por 45% contra 37%, según Ibope. Pero Silva puede pasar sus votos a Neves y en ese caso, el desenlace es imprevisible.

“Aecio Neves renació de las cenizas y llega con mucha fuerza a este segundo turno. Creo que Rousseff y Neves tienen 50% de posibilidades de ser electos. Será una campaña muy corta y muy intensa”, le dijo a la “AFP” el analista André César, de la consultora Prospectiva en Brasilia.

Entrevista

Dilma Rousseff, actual presidenta y candidata del PT para el balotaje del 26 de octubre, habló con Publinews Brasil.

En 2015, el próximo presidente podrá revisar el sistema actual de aumento del salario mínimo.

Puedo garantizar que el próximo gobierno va a mantener todo lo que va bien. Y este es el caso de la valoración de la política de salario mínimo. Desde el inicio del primer gobierno de Lula hemos reajustado el mínimo en el 71% por encima de la inflación, lo que es inédito en el país.

En su primera campaña, en 2010, usted defendió la autonomía del Banco Central. Ahora, criticó la propuesta de la que fue su oponente, Marina Silva (PSB).

No he cambiado un milímetro de mi opinión. Lo que critico a mi oponente no es la propuesta de “autonomía”, es la “independencia” del Banco Central. He defendido la autonomía operativa y la practico. La junta del banco tiene la autonomía para perseguir las metas de inflación. Pero la independencia, no.

Se predice que el crecimiento del PIB este año será de 0.9%. Confirmado el dato, el país tendrá el peor resultado desde 2009.

En el periodo 2011-2013, Brasil tuvo tasas de crecimiento superiores a la media internacional. Europa, en una situación muy difícil, está creciendo por encima del cero, y algunos países todavía tienen tasas de crecimiento negativas. Hemos crecido 2.5% el año pasado. Pero con la crisis financiera mundial, muchos países se encuentran en crisis y redujeron sus compras, lo que perjudica nuestras exportaciones y afecta el PIB. Considero que esta situación es temporal. Varios países, incluidos los de Europa, se enfrentan a la crisis, reduciendo el gasto, los salarios y los empleos. En el G-20, el número de desempleados ha superado los cien millones. Fuimos a la inversa: Continuamos garantizando y ampliando el número de puestos de trabajo.

También hicimos fuertes inversiones en infraestructura social urbana, la energía y la logística (medios, terminales y sistemas de transporte). Es decir, aseguramos una base sólida para sustentar un nuevo ciclo de desarrollo.

La predicción es que el próximo presidente tendrá que adoptar un paquete de medidas impopulares durante los primeros meses de 2015, destacando el aumento en el costo de la gasolina y la energía.

Algunos dicen que será un “tarifaço” (aumento de las tarifas públicas) de la electricidad y que los precios administrados están contenidos. Esto es absurdo. En cuanto a la electricidad, a pesar de las condiciones climáticas atípicas, un estudio realizado por el Ministerio de Minas y Energía prevé un aumento moderado para el próximo año.

El último informe de la FAO puso a Brasil en la lista de países que han superado el problema del hambre. El estudio muestra que el programa Bolsa Familia fue un importante contribuyente del resultado.

El programa Bolsa Familia, que contribuyó a la reducción de las desigualdades sociales en el país, tendrá correcciones periódicas de los valores, para evitar la corrosión de su poder adquisitivo. Estoy muy orgullosa de una cosa: esta es la primera generación en Brasil, donde muchos niños nacieron y crecieron sin hambre, con la protección de Bolsa Familia. Los programas sociales de los últimos 12 años retiraron 36 millones de brasileños de la pobreza extrema, reduciendo en 82% la población considerada en situación de desnutrición, y se convirtió en la puerta de entrada al mundo de la escuela y el trabajo. Con esto, el país podría dejar el Mapa Mundial del Hambre en 2014, según un informe de la FAO. En el próximo mandato, vamos a consolidar una nación de derechos y oportunidades para los más pobres.

La demanda de una reforma política ganó fuerza después de las protestas de junio de 2013. En esa época, se prometió un esfuerzo por el Congreso para poner el tema en discusión, pero nada cambió.

Nadie, por muy bien intencionado que sea, puede cambiar las condiciones y reglas del juego político en Brasil si no pasa por una profunda reforma política. Una reforma que preserva la ética garantiza la transparencia y una mejor gestión de los recursos públicos, lo que reduce la influencia del poder económico en las instituciones. Tenemos que hablar de cómo se va a financiar las campañas, cómo debe ser la representación parlamentaria, si van a ser 30 partidos, lo que yo, personalmente, considero un número excesivo, pero para que haya una reforma política, necesitamos un referéndum para que el pueblo decida claramente los cambios que desee.

Durante los últimos años, desde el mandato de Lula, el gobierno de Brasil está más cerca de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Cuba y el llamado mundo árabe. Pero, en oposición a eso, hay señales de un alejamiento de Europa y EE. UU. hasta Chile. En su discurso ante la ONU, defendió el diálogo con el Estado Islámico. ¿Cuál es el camino de la diplomacia brasileña?

No intercambiamos socios, pero sí tenemos nuevos socios incorporados. Creo que disminuir el papel de América Latina, África y Asia es una temeridad, disminuir el papel de los BRIC es una desconexión con la realidad, no tener en cuenta a los Estados Unidos y Europa es otra falta de compromiso con la historia. Acerca de mi discurso en la ONU, en ningún momento defendí el diálogo con el grupo autodenominado Estado Islámico. Defendí el diálogo con las naciones y la mediación de la ONU para resolver los conflictos. Literalmente dije que el uso de la fuerza no es capaz de eliminar las causas profundas de los conflictos. Esto es claro en la persistencia de la cuestión palestina, la masacre sistemática del pueblo sirio, la desintegración nacional trágica de Irak, la grave inseguridad en Libia, los conflictos en el Sahel y los enfrentamientos en Ucrania. Cada intervención militar no camina hacia la paz.

¿Cómo evaluó la primera vuelta? ¿Cree que se “valió de todo”?

No creo que esta se haya disuelto en un “vale todo”. Durante esta etapa no discutí asuntos personales, por ejemplo. Pero en una democracia, tenemos todo el derecho e incluso el deber de discutir propuestas y concepciones. Mientras estamos discutiendo propuestas, programas de gobierno, vamos a estar dentro de lo que se requiere de cualquier candidato para ayudar a los votantes a decidir.

¿Cómo el gobierno federal puede actuar con eficacia en el ámbito de la seguridad en el país?

La Constitución Federal establece que la seguridad pública es una tarea de los gobiernos estatales. Pero el gobierno federal ya no puede contentarse con ser solo un repaso de recursos a los estados. Una seguridad pública fragmentada solo le interesa al crimen organizado, que opera en un nivel nacional coordinadamente. Por lo tanto, estoy proponiendo cambiar la Constitución para que el gobierno federal pueda, junto con los gobiernos estatales, crear un modelo de seguridad integrada. Este ya ha sido probado, y fue durante la Copa del Mundo.

Agencias / Publinews Brasil

Loading...
Revisa el siguiente artículo