María del Carmen Aceña

Hacia la reforma policial

Por: Publinews

Investigadora del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) Investigadora del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN)

Cuando pasan acontecimientos violentos y de barbarie en el país, como lo sucedido hace algunos días en San Juan Sacatepéquez, es cuando hacemos una reflexión de la situación del país, el comportamiento de la sociedad y el desempeño de sus instituciones.

Nuestra Constitución señala que es deber del Estado garantizar a sus habitantes la vida, la seguridad y la integridad. Lamentablemente la inseguridad sigue siendo una preocupación de la población.

Sin embargo, a pesar de estos sucesos grotescos, es de mencionar que la percepción de seguridad ha mejorado relativamente en el país. Según un estudio de Gallup, respecto del índice de Ley y Orden, que en resumen mide la seguridad de los países, señala que de 2009 a 2013 Guatemala ha mejorado de 50 a 57 puntos de un total de cien. http://goo.gl/WOaIeC

La situación de criminalidad hace algunos años llegó a su pico, en especial la tasa de homicidios a 46/100,000 en el año 2009 (actualmente es de 34/100,000). Por ello, las autoridades de turno propusieron una serie de acciones con el fin de fortalecer a la Policía Nacional Civil –PNC– y el papel que juega como garante de la seguridad. En esa oportunidad se consideró necesaria la creación de un ente que acompañara a la PNC en su proceso de reforma, por lo que en el año 2010 se creó la Comisión Nacional de la Reforma Policial.

Años más tarde se podría comentar que ha habido ciertos avances. La confianza en la institución ha mejorado. Por ejemplo, una encuesta publicada en un medio de comunicación en enero de este año menciona que la aceptación de la PNC subió de 39% a 41%, de 2012 a 2013. El presupuesto se ha incrementado 55% entre los años 2009 y 2014, pasando de Q2,039 millones a Q3,151 millones. También se cuenta con más policías. En cinco años la cantidad de agentes ha pasado de 25 mil a más de 31 mil, con aumento en la tasa de 173 a 198 policías por cada cien mil habitantes.

A nivel institucional ha progresado la estabilidad del director y su afinidad con la policía. Desde la fundación de la PNC en 1997, el promedio de tiempo bajo la dirección ha sido de 10 meses y varios de los funcionarios eran ajenos a la institución. Sin embargo, los últimos tres directores han estado alrededor de año y medio en el cargo y todos pertenecían a la policía.

Entre algunos proyectos de la reforma se pueden mencionar el manual que desarrolla el Modelo Policial de Seguridad Integral Comunitaria y su verificación con un plan piloto; el fortalecimiento del área tecnológica mediante la estabilización de una plataforma y la creación de nuevos sistemas, como el de vehículos robados y de órdenes de captura; la implementación del nuevo modelo de la Inspectoría; la elaboración de la doctrina y la política educativa; la reapertura de la academia y la creación de la Escuela de Oficiales y la de Especialidades.

Para lograr transformar un organismo se requiere cambios en tres aspectos: normativa, institucional y funcional. Una reforma policial implica un proceso en el largo plazo por lo que no constituye un proyecto exclusivo del gobierno actual, sino debe ser un plan de nación. Será indispensable consensuar con los partidos políticos una visión, las acciones importantes, metas cuantitativas, costos y un método para evaluar los resultados. ¡Sustancial acelerar el paso!

Loading...
Revisa el siguiente artículo