Jun etz’aneem ruk’aam kina’b’al kikuxtab’al ri nab’ee qati’ qamaam

Un juego con la pasión de los ancestros mayas. Idioma: Achi. Traducción: Kabawil Luis González, Academia de Lenguas Mayas de Guatemala.

Por: Publinews

Foto: Oliver de Ros Foto: Viceministerio del Deporte

El que muchos consideran que fue uno de los orígenes del futbol, el voleibol y el baloncesto, el Juego de Pelota Maya, es una tradición ancestral que hoy en día se mantiene vigente a través de quienes, impulsados a mantener vivo su espíritu, se reúnen en la cancha con las ofrendas y el esférico para disputarlo con gran entrega.

Varios documentos coinciden en que los orígenes de su práctica están cerca del año 1400 A.C. y que en Guatemala se encontró la cancha más antigua en El Mirador, Petén, en la ciudad de Nakbé, que se calcula fue construida cerca del año 500 A.C.

En la antigua ciudad maya que está en el centro de la selva petenera es donde se ha encontrado mayor cantidad de canchas (que tenían dimensiones promedio de 30 metros de largo por ocho de ancho), con un total de siete.

El formato del juego consistía en que dos equipos formados entre dos y cinco jugadores, coincidían en ese espacio para disputar, con una pelota conocida como “kik” (de entre 22 y 25 centímetros de diámetro y con un peso entre tres y seis libras) para hacerla pasar a través de un aro colocado en el centro de la pared.

Los jugadores, que utilizaban diferentes partes del cuerpo (hombros, codos, caderas, rodillas) para mantener la pelota en acción de rebote, también podían apoyarse en las paredes.

En el Popol Vuh, el juego de pelota se menciona en una leyenda que cuenta que el juego simbolizaba las batallas entre los dioses.

Fernando Ruiz, con información de www.mundochapin.com

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo