Crecen las violaciones del Servicio de Inteligencia de Maduro

El Sebin efectúa detenciones sin órdenes judiciales e interrogatorios no autorizados para amedrentar a la población. En los últimos 100 días se vieron afectados manifestantes, activistas, dirigentes y periodistas.

Por: Publinews

0011026342El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, mejor conocido en Venezuela como el Sebin, “ha sido uno de los brazos usados por el Gobierno para neutralizar, en una carrera contrarreloj, la ola de protestas que tomó las calles venezolanas en forma de bloqueos de vías, marchas, asambleas, concentraciones y campamentos”, señala el periódico El Nacional.

Afirma que este organismo de inteligencia “realiza detenciones sin órdenes judiciales, interrogatorios no autorizados por jueces, operaciones de vigilancia y hostigamiento”.

Los críticos del Sebin plantean que todo esto “demuestra las dificultades que tienen para procesar información y controlar una situación que los desbordó”.

Interrogatorios que no constan en actas judiciales; operaciones de intimidación y hostigamiento; construcción de pruebas para la justicia penal con informantes anónimos –denominados “patriotas cooperantes”–; detenciones sin órdenes judiciales; y reclusiones en condiciones precarias.

La enumeración recoge apenas una parte de las denuncias más frecuentes de los manifestantes, activistas, dirigentes y abogados que han visto de cerca el rostro más oscuro del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional en los últimos 100 días, una faceta que tuvo su peor revelación el pasado 12 de febrero cuando funcionarios del organismo fueron grabados mientras disparaban contra manifestantes desarmados en los sucesos que causaron las 2 primeras de las 45 muertes que han enlutado al país desde la marcha por el Día de la Juventud.

El episodio, según el presidente Nicolás Maduro, ocurrió por la desobediencia a las órdenes de acuartelamiento. Después de la detención de 8 involucrados en los hechos no han seguido anuncios sobre si se investiga a algún autor intelectual.

La nota enumera numerosas irregularidades en el desempeño del Sebin entre las que sobresalen los allanamientos sin órdenes judiciales y arrestos sin ordenes de detención; la violación a la garantía constitucional sobre el secreto y la inviolabilidad de las comunicaciones privadas (artículo 48). “El gobierno ha admitido esta ilegalidad a través del ministro Rodríguez Torres, cuando se ha referido a correos electrónicos y llamadas telefónicas para hacer acusaciones contra políticos y defensores de los derechos humanos”.

Un comisario retirado dijo al periódico que “están actuando de manera reactiva más que preventiva y eso es señal de que no recogen ni procesan apropiadamente información para anticiparse a los hechos y tomar decisiones”.

Varias personas consultadas por la fuente indican que la institución, ha intensificado las acciones de vigilancia, amedrentamiento y de apoyo a los órganos represivos, lo que ha dejado a muchos opositores al Gobierno la sensación de que viven en un Estado policial.

A un periodista independiente lo subieron a un vehículo, donde lo obligaron a mantener la cabeza entre las piernas mientras le preguntaban entre otras cosas: “¿Por qué te la pasas en las protestas? ¿Por qué cuelgas esas fotos en las redes sociales? ¿Quiénes son los financistas de las guarimbas?”

También, indica el diario, que la inteligencia venezolana “ha desplegado una estrecha vigilancia a los cuadros de Voluntad Popular, considerado un movimiento involucrado en un golpe de Estado contra (el presidente Nicolás) Maduro”.

Pero los problemas internos del Sebin son obvios; el organismo ha tenido tres directores en el plazo de seis meses: Miguel Rodríguez Torres, Manuel Bernal Martínez y Gustavo Henrique González López, lo que según la fuente indica una crisis de gobernabilidad.

Además, 8 funcionarios han sido puestos a las órdenes de las autoridades por su participación en los sucesos del 12 de febrero en Caracas, cuando colectivos atacaron a tiros a estudiantes y ciudadanos.
EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo