Dos empleados de la ONU mueren tiroteados en Somalia

Dos empleados de la ONU, un francés y un británico, murieron tiroteados este lunes en el aeropuerto de Galkayo, en el centro de Somalia, por un hombre vestido con el uniforme de la policía, según fuentes oficiales británicas y somalíes.

Por: Publinews

0a1c49bc7bd4b35e6a4f46290ec0667e3757fe2d“Las dos víctimas son de nacionalidad francesa y británica”, declaró a la prensa el director de la lucha antipiratería de la región autoproclamada de Puntland, Abdirisak Mohamed Dirir. Un portavoz del Foreign Office confirmó a AFP que una de las dos víctimas era británica. Una fuente cercana al caso somalí confirmó la nacionalidad francesa de la segunda.

El representante de la ONU en Somalia, Nicholas Kay, confirmó en un comunicado la muerte de “dos consultores que trabajaban para la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC)” tiroteados “por hombres armados” en el aeropuerto de Galkayo. “Me han dicho que los había matado un soldado, pero ignoro los detalles y si [el agresor] fue detenido o no”, dijo por su parte Abdirasak Mohamed Dirir. Una fuente de seguridad somalí en el aeropuerto de Galkayo dijo que el agresor iba vestido con el uniforme de la policía y parecía “mentalmente desequilibrado”, y añadió que había sido detenido.

Según una fuente de la UNODC, los detalles del ataque, que no fue reivindicado, se desconocen. Las víctimas debían permanecer dos días en la ciudad para hablar con las autoridades locales de transferencias de dinero y del sistema bancario, según Dirir.

A 575 kilómetros al norte de la capital Mogadiscio, Galkayo está en la frontera entre las regiones autónomas autoproclamadas de Puntland y Galmudug, fuera de las tradicionales zonas de influencia de los insurgentes islamistas shebab.

La región escapa, sin embargo, al control del Gobierno central de Mogadiscio y es uno de los feudos de los piratas somalíes que saquean barcos en el océano Índico. Varios extranjeros, empleados de organizaciones humanitarias internacionales, fueron secuestrados en esta zona en los últimos años.

Somalia está sin gobierno efectivo y en estado de guerra civil desde hace 20 años. La situación permitió la eclosión de numerosas milicias, de insurgentes islamistas y de grupos piratas que reinan sobre porciones más o menos importantes de territorio. Después de haber controlado una parte importante del país, los ‘shebabs’ fueron expulsados de Mogadiscio en agosto de 2011 y han sufrido desde entonces una serie de derrotas militares frente a una fuerza de la Unión Africana (Amisom). Los islamistas llevan a cabo una sangrienta campaña de atentados que tiene por blanco principal a los soldados de la Amisom y a los escasos extranjeros presentes en el país.

Loading...
Revisa el siguiente artículo