Sociedad condena la muerte de reo mexicano

La muerte de Edgar Tamayo por inyección letal ha causado indignación y abre el caso de otros 96 extranjeros.

Por: Publinews

Foto. AFP Foto. AFP

El mexicano Edgar Tamayo Arias, de 46 años, que fue condenado a la pena máxima por la muerte de un policía en 1994, fue ejecutado en la noche del miércoles por medio de la inyección letal, en una prisión del estado estadounidense de Texas.

Una lluvia de llamados e intervenciones diplomáticas y judiciales intentaron a último minuto evitar la muerte del mexicano, pero media hora antes de la ejecución, la Suprema Corte de Estados Unidos negó los tres recursos de apelación presentados a última hora.

John Kerry, secretario de Estado, incluso le envió una carta al gobernador de Texas advirtiéndole de las consecuencias en las relaciones bilaterales con México si se concretaba la ejecución.

Los abogados de Tamayo alegan que en el momento de la detención su cliente casi no hablaba inglés y no fue autorizado a comunicarse con el consulado mexicano, lo que viola los términos de la Convención de Viena.

El gobierno mexicano ayer emitió una nota oficial en la que lamentaba en enérgicos términos la ejecución de su connacional. Agencias

Reacción

“Reconozco la seria naturaleza del crimen. Sin embargo, la Unión Europea se opone al uso de la pena capital en todos los casos y las circunstancias”. Catherine Ashton, jefa de la diplomacia de la Unión Europea.

Detalles

La Corte Internacional de Justicia pidió que el caso fuera revisado.

• A la espera. En total 96 latinoamericanos aguardan en los corredores de la muerte. La lista incluye nueve cubanos, 10 salvadoreños y cinco hondureños, y detenidos de Perú, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y Argentina.

Agencias

Loading...
Revisa el siguiente artículo