Niños argentinos ayudan a fabricar regalos para los más desfavorecidos

La Fundación SI de Argentina repartirá entre hoy y año nuevo cerca de 5.000 "muñecos de trapo, juegos de madera y títeres"

Por: Publinews

Foto: EFE Foto: EFE

Papá Noel llegará esta noche a las casas de los más desfavorecidos de Buenos Aires, gracias a una iniciativa solidaria que fabricó miles de juguetes con la ayuda de niños que pusieron su granito de arena para extender la Navidad por toda la ciudad.

La Fundación SI de Argentina repartirá entre hoy y año nuevo cerca de 5.000 “muñecos de trapo, juegos de madera y títeres” en cuya fabricación colaboraron los más pequeños, y miles de empanadas cocinadas por sus familiares.

A la llamada de la solidaridad acudieron cientos de familias, según explicaron los coordinadores de esta actividad a Efe, en un proyecto que empezó el día 5 y que terminó hoy, a tiempo para que Papá Noel los reparta entre los niños de la capital argentina.

Uno de los coordinadores, que se presenta como “Dante, sin más”, mostró su alegría porque “no daban abasto” con la gran cantidad de personas que habían respondido a la llamada en la primera edición de este proyecto.

“Ha venido muchísima gente, gracias a Dios”, tanto que casi “no hay espacio físico” para todas ellas en el local.

El edificio, prestado por uno de los colaboradores de la fundación, está dividido en varias salas en las que se realizan las diversas partes del proceso de fabricación de los juguetes.

En la primera, los niños cortan piezas de madera y las lijan, mientras que en la siguiente tienen pegamento y cola para hacer formas con ellas y pintura para decorarlas, sin que importe si se manchan o no, ya que, al final, todo es por una buena causa.

Para los que prefieran muñecos, en otra habitación decorada con tijeras e hilo, los niños hacen títeres, los cosen y los visten, bajo la supervisión de varios voluntarios que colaboran con ellos para asegurarse que todo sale bien.

Es en la entrada donde se acumulan los paquetes ya terminados, rodeados de calcetines navideños y ositos de peluche rojos, bajo la atenta mirada de uno gigante que da la bienvenida a los curiosos desde dentro de un tren de madera, en una escena digna del taller de Papá Noel en la que los niños sustituyen a los duendes.

Los principales juegos de madera que fabrican los niños, todos ellos divertimentos tradicionales, son fichas de dominó y tableros de tres en raya (conocidos en Argentina como “tatetí”) y del parchís (llamados “ludo”), junto a fichas y dados para poder echar todas las partidas que haga falta.

“Vengo porque me lo paso bien y con los juegos otros niños pueden jugar por Navidad” y “Es para que todos los niños jueguen como yo”, fueron algunos de los comentarios de los jóvenes que colaboran en la fabricación de los regalos.

En el patio, sin embargo, el ambiente cambia y aparecen los padres, dedicados a preparar empanadas que repartirán para que las familias más desfavorecidas puedan acompañar los juguetes con una cena especial en Nochebuena.

Entre tapas de masa de harina, salsa de tomate, cebolla, atún y carne picada, los voluntarios preparan las empanadas que otros introducirán en el horno, donde deben permanecer una media hora, hasta tomar el aspecto perfecto.

Una vez cocinadas, se almacenan en cajas de cartón, por docenas, y se guardan en la nevera, esperando a su reparto por Navidad.

En total, los voluntarios esperan entregar unas 7.000 unidades, cerca de 600 docenas, como parte de su campaña.

La Fundación SI colabora con la inclusión social de los sectores más desfavorecidos en Argentina, con proyectos como entrega de comida y hospedaje a personas sin hogar, un banco de instrumentos musicales para niños, colectas de ropa y juguetes, residencias para estudiantes universitarios desplazados desde provincias lejanas.

EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo