Comunidad internacional responde a la catástrofe

Las personas que sobrevivieron al tifón “Haiyan” esperan con ansias agua y comida del exterior.

Por: Publinews

Foto. AFP Foto. AFP

Miles de supervivientes del tifón “Haiyan” en Filipinas, que habría dejado más de 10 mil muertos, esperaban agua y comida con urgencia el mismo día en que salieron hacia la zona de la catástrofe barcos de ayuda estadounidenses y británicos.

La Organización de las Naciones Unidas pidió US$301 millones en ayuda humanitaria para los afectados.

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación también le solicitó a la comunidad internacional US$24 millones.

El Gobierno de México donará un millón de dólares para ayudar a los damnificados. Mientras que Estados Unidos ordenó enviar su portaaviones George Washington y otros buques de su flota para participar en las tareas de rescate, además de cinco mil marines y 80 aviones.

Canadá anunció el envío de un equipo de 35 a 50 rescatistas militares y cinco millones de dólares.

El Programa Mundial de Alimentación enviará 40 toneladas de ayuda alimentaria en la forma de galletas proteínicas. agencias

Condolencias

“Lamentamos profundamente la tragedia que se encuentra atravesando el pueblo filipino y expresamos nuestro deseos para que la esperanza prevalezca”. Jaime Miranda, canciller salvadoreño.

Reacciones

El delegado de Filipinas en la conferencia mundial sobre el clima en Varsovia, Naderev Sano, se declaró en huelga de hambre hasta el 22 de noviembre para obtener avances en la lucha contra el cambio climático.

• Declaraciones. “En solidaridad con mis compatriotas que luchan para encontrar alimentos voy a comenzar un ayuno voluntario por el clima”, declaró Naderev Sano, entre lágrimas, durante la conferencia.

AFP

Loading...
Revisa el siguiente artículo