FBI aumenta vigilancia por temor a represalias tras posible ataque a Siria

Las autoridades están preocupadas sobre todo porque Irán ha insinuado que habrá represalias contra Israel si EE.UU. ataca Siria

Por: Publinews

Foto: EFE Foto: EFE

El FBI ha aumentado sus niveles de vigilancia y alerta por el temor a que un posible ataque militar estadounidense en Siria conduzca a ataques terroristas o cibernéticos contra EE.UU. o sus aliados e intereses en el extranjero, según publica hoy The New York Times.

El diario cita a altos funcionarios y exfuncionarios estadounidenses y afirma que tanto el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) como el Buró Federal de Investigaciones (FBI) han enviado un boletín secreto a sus agentes para alertarles de las “amenazas potenciales” que pueden surgir.

Las autoridades están preocupadas sobre todo porque Irán ha insinuado que habrá represalias contra Israel si EE.UU. ataca Siria.

Además, los iraníes también se ha mostrado dispuestos a patrocinar ataques terroristas contra objetivos estadounidenses, de acuerdo con los funcionarios consultados, que hablaron bajo anonimato.

También existe el temor a que una acción militar estadounidense en Siria desencadene ataques cibernéticos, sostiene el diario.

Esta misma semana la web de The New York Times sufrió un ataque presuntamente perpetrado por el Ejército Electrónico Sirio (SEA, en inglés), un grupo de piratas informáticos partidarios del presidente de Siria, Bachar al Asad.

El FBI ha aumentado su vigilancia sobre los sirios que residen en Estados Unidos, especialmente sobre aquellos que tienen alguna investigación abierta, y prevé entrevistar a algunos en los próximos días, según The New York Times.

En la prensa estadounidense las dudas hoy no son sobre si EE.UU. atacará o no Siria, sino sobre cómo será ese ataque y cuándo tendrá lugar.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo ayer que, aunque aún no ha tomado una decisión, sopesa llevar a cabo una intervención militar “limitada” en Siria y descartó tanto un “compromiso” bélico de largo plazo como el envío de tropas.

El “castigo” que estudia Obama tiene como objetivo responder al ataque con armas químicas contra civiles del pasado 21 de agosto en la periferia de Damasco, atribuido por EE.UU. al régimen de Al Asad.

Sus declaraciones se produjeron poco después de que su secretario de Estado, John Kerry, presentara las pruebas con las que su país ha concluido que el régimen de Al Asad estuvo detrás de ese ataque, que causó al menos 1.429 víctimas mortales, 426 de ellas niños, según sus informaciones.

EFE

Loading...
Revisa el siguiente artículo