Investidura de Obama: oratoria y tradición en tiempos de Twitter

El presidente de EEUU inicia su segundo mandato con una ceremonia privada. Por ser domingo, la pública se trasla al lunes 21

Por: Publinews

La Constitución de EE. UU. no exige que el mandatario preste juramento en una ceremonia pública, sólo que lo haga al mediodía el 20 de enero, por lo que Barack Obamatendrá el domingo una ceremonia oficial privada en el Salón Azul de la Casa Blanca.

Al día siguiente, la ceremonia pública, que incluirá una repetición del juramento, se realizará en la fachada Este del Capitolio ante unas 800.000 personas.

La ceremonia pública -televisada desde 1949- ha formado parte de una tradición que, con gran pompa y gasto, Estados Unidos festeja desde abril de 1789, cuando George Washington juró el cargo para su primer mandato en Federal Hall en Nueva York, la primera capital estadounidense.

El gran festejo del traspaso pacífico del poder refleja que “somos una nación de extrovertidos, de gran pompa; nos encantan los desfiles, nos encantan las celebridades. Es una tradición”, explicó ante la prensa extranjera Michael Cornfield, analista político de la Universidad George Washington.

Aunque a menor escala que en 2009, cuando casi dos millones de personas se congregaron en el “Mall” de Washington para celebrar al primer presidente negro en la historia de EE. UU., la segunda investidura de Obama marcará otro hito en la historia cívica del país.

Así, la de 2013 estará cargada de simbolismo: coincide, por segunda vez, con el festivo del fallecido activista afroamericano y líder del movimiento de los derechos civiles, Martin Luther King Jr, y con el 150 aniversario de la Proclamación de la Emancipación, firmada por Abraham Lincoln.

Obama siempre ha tenido como modelos a Luther King y Lincoln, y no sorprende que el lunes jurará lealtad al país y a la Constitución colocando su mano sobre dos biblias, la del líder afroamericano y, por segunda vez desde la investidura de 2009, la que usó Lincoln en 1861.

Siguiendo la tradición, Obama ofrecerá después un discurso que, en tono y contenido, previsiblemente se hará eco del de 2009 pero también sentará las líneas maestras de su segundo mandato.

La primera transmisión por la web de una investidura fue en 1996 pero ningún presidente ha hecho pleno uso de ésta. Si la de 2009 tuvo la mayor audiencia jamás registrada en internet, esta vez Obama podría echar mano de Twitter, que fue una herramienta valiosa para su reelección.

Tomando en cuenta el peso electoral de los hispanos en 2012, que contribuyó a su reelección, Obama también podría hacer un guiño a ese bloque electoral, salpicando su discurso con vocablos en español, sugirió Cornfield.

Agencias

Loading...
Revisa el siguiente artículo