Abismo fiscal: el Senado define el futuro de EE. UU.

Hoy en la tarde vence el plazo máximo para alcanzar un acuerdo sobre el déficit público del país. De no lograrlo, el país podría enfrentar una crisis como la de 2008. Barack Obama culpó a los republicanos por la falta de consenso

Por: Publinews

Foto: AFP

Los líderes de las bancadas demócrata y republicana en el Senado, Harry Reid y Mitch McConnell respectivamente, mantuvieron reuniones a puertas cerradas hasta altas horas de la madrugada para lograr un pacto bipartidista que impida el temido “abismo fiscal”.

La Cámara alta negocia con el gobierno de Barack Obama para evitar una subida de impuestos para la mayoría de los estadounidenses en 2013 y, además, extienda los beneficios para los desempleados.

De acuerdo con el periódico New York Times, Reid y McConnell habrían llegado a negociaciones de último minuto sobre recortes en el plan de salud Medicare y mayores impuestos sobre las herencias millonarias, así como la aplicación de un tributo que no genere un fuerte impacto en la clase media, pero permita recaudar más renta.

Si el Congreso no actúa antes de fin de año, Washington hará efectiva una serie de aumentos impositivos automáticos y un programa de recortes drásticos que, según prevén los economistas, podrían llevar al país a una recesión tan virulenta como la desatada con la crisis de 2008.

Durante su mensaje semanal del sábado, el presidente de los EEUU reiteró que ofreció al Congreso un plan “equilibrado” para el crecimiento económico y la reducción del déficit y pidió que ambos partidos hagan lo posible para escapar al “precipicio fiscal”.

“Los líderes del Congreso trabajan en una solución para prevenir esta subida de impuestos para la clase media y creo que podemos lograr un acuerdo que sea aprobado en ambas Cámaras del Congreso a tiempo”, señaló Obama, quien se mostró optimista luego de la reunión que mantuvo el viernes pasado con el bloque demócrata y el republicano.

El mandatario apareció este domingo en el programa Meet the Press de la cadena televisiva NBC, donde brindará su segunda entrevista en ese programa desde 2009, para hablar del estado actual de las negociaciones fiscales y de otros retos que afronta ese país, según comunicó la Casa Blanca.

En la entrevista, Obama cargó contra los republicanos, al sostener que había sido “muy difícil” para ellos aceptar que los “impuestos para los estadounidenses más ricos deberían aumentar un poco, como parte de un paquete global de reducción del déficit”.

¿Por qué el “abismo fiscal” es tan temido?

El año pasado, en virtud de un acuerdo, republicanos y demócratas marcaron como plazo fines de 2012 para definir un plan para reducir el déficit público, que de no hallarse implicará la aplicación de medidas drásticas en la economía del país.

Y este “precipicio fiscal” tiene ingredientes que hacen temblar: prevé una combinación deaumento de impuestos y recortes de gastos federales de más de 600.000 millones de dólares que amenazan con golpear la economía de Estados Unidosque todavía lucha por recuperarse de la crisis de 2008.

Según el Centro de Política Tributaria, entidad de investigación independiente, el final esperado de los regalos impositivos otorgados por el ex presidente George W. Bush implica un aumento de 2.000 dólares anuales por hogar de clase media, lo que podría afectar el consumo.

De acuerdo con las estimaciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), el Producto Interno Bruto (PIB) podría caer 0,5% en 2013 en un contexto de aumento del desempleo (9,1% frente al 7,7% actual).

Agencias

Loading...
Revisa el siguiente artículo