¿Qué procede si los diputados no alcanzan consensos para elegir junta directiva?

Cuatro son los legisladores que hasta ahora se conoce estarían buscando la Presidencia del Legislativo, entre ellos, el actual presidente Oscar Chinchilla.

Por Nancy Alvarez
Foto: Publinews
¿Qué procede si los diputados no alcanzan consensos para elegir junta directiva?

Para el próximo sábado está programada la sesión plenaria en la cual el único punto es la elección de la Junta Directiva para el período 2018-2019.

Por el momento se menciona como aspirantes a presidir el Organismo Legislativo a cuatro legisladores: Manuel Conde, del Partido de Avanzada Nacional (PAN); Julio Ixcamey, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE); Boris España, del Movimiento Reformador (MR); y Oscar Chinchilla, del partido Compromiso, Renovación y Orden (Creo), actual presidente.

Acerca de este tema se conversó hoy en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, en donde los exdiputados Aníbal García y Álvaro González Ricci calificaron este proceso de elección como “atípico”.

De igual forma, fue entrevistado el director legislativo, Luis Eduardo López, quien explicó qué ocurriría si en caso el sábado no se obtienen resultados en cuanto a la elección.

¿Qué pasa si no hay elección?

El director legislativo, Luis López, explicó que ni la ley orgánica del Organismo Legislativo ni la Constitución Política de la República prevén una situación “tan inédita como la que está ocurriendo, en la que el Congreso no haya electo junta directiva hasta la presente fecha”.

El funcionario explicó que se puede elegir a los integrantes de la referida junta dentro de los 90 días previos a que inicie el nuevo legislativo, que es el 14 de enero.

Detalló que si en caso en la sesión del sábado no se lleva a cabo la elección, esta tendría que estar agendada en el programa de la sesión solemne del domingo 14 de enero.

Lee también: ¿Se elegirá junta directiva del Congreso este fin de semana? Esto opinan los diputados

“La elección sería durante la sesión solemne. Uno de los puntos del programa sería este y se desarrollaría después de que se abra la sesión y antes de que se escuche el informe del año 2017 del Presidente de la República”, expuso.

 

En el eventual caso de que tampoco se realice la elección ese día, entonces habría que recurrir a fallos que la Corte de Constitucionalidad (CC) ya ha dictado en otros supuestos en donde tampoco se ha electo órganos que ya cumplieron su período.

Como ejemplo de ello, López citó el que señaló como el caso más reciente, en donde los magistrados de la Corte Suprema de Justicia se mantuvieron al frente hasta que fue dirimido el fallo en relación a la elección que el Congreso había hecho.

Otro supuesto, dijo, es el relativo a los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en 1995, cuando llegó una nómina de 40 candidatos al Congreso y este no alcanzó los consensos para elegir magistrados, entonces se mantuvieron en el cargo los que ya habían agotado su período.

En ese sentido, “para el caso particular del Congreso podríamos también entender que ocurriría la misma situación, continuarían al frente los diputados que actualmente ocupan la junta directiva”, refirió.

Evento “atípico”

Los legisladores coincidieron en que la elección de junta directiva “siempre” está amarrada a la aprobación del Presupuesto General y la presidencia de las comisiones más importantes, así como al reparto de plazas, de favores y una serie de cuestiones.

“Era normal ver que existía una negociación, pero no vinculada con una agenda legislativa para sacar adelante a la institución, sino de intereses personales”, expuso el exlegislador Aníbal García.

A criterio del también excandidato presidencial, actualmente se observa un “evento atípico” porque normalmente para noviembre o diciembre el Congreso ya tenía un acuerdo para la integración de la junta directiva del siguiente año.

El entrevistado opinó que aunque este Congreso cometió “el acto más irrespetuoso en toda la época democrática”, ello en referencia a lo que se conoció como “pacto de corruptos”, todavía tienen oportunidad de encontrar el rumbo.

“Podrían ponerse de acuerdo, dejar de lado las negociaciones oscuras y generar una planilla de consenso”. “Llamo a la sensatez y a la madurez porque entiendo que aún tienen esa posibilidad”, señaló.

García aseguró que sería “catastrófico” para el país que no se eligiera el sábado a la junta directiva. “Entraríamos en una etapa de desgaste total del Congreso, que ya está por los suelos, pero podría ser peor”, dijo.

En tanto, González Ricci coincidió en que se trata de una situación distinta. “No ha pasado nada de lo mismo. El presupuesto no se aprobó, los préstamos que realmente eran de beneficio para el país, tampoco se aprobaron”, indicó.

De igual forma, aseguró que ha habido una carencia de liderazgo para lograr algo en el Legislativo ni capacidad de negociación.

Además, destacó que las dos vertientes que predominan en cuanto a ocupar la Presidencia son la de Chinchilla y de Conde; sin embargo, ambos están cayendo en el “error” de esconder su planilla.

El exparlamentario opinó también que el Congreso debe tratar de que realmente sea gente “bien vista” la que integre la junta. “Cualquier diputado que piense en integrar la junta directiva y piense hacer las cosas mal está mal de la cabeza”, aseguró.

A criterio de González, podría haber una tercera planilla; sin embargo, no conseguiría avanzar al momento de votar.

“Puede postularse unan planilla de gente presentable y proba. No creo que gane porque ganarán las mayorías, que están representadas en Chinchilla y Conde”.

“El Congreso es una instancia eminentemente política, si sale una planilla que no cuenta con la mayoría, va a perder”, finalizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo