Una prueba de escritura en la Torre de Tribunales

Se trata del caso Chicamán, un fraude millonario en donde está procesada la exdiputada Emilenne Aquino Mazariegos.

Por Kenneth Monzón
Kenneth Monzón
Una prueba de escritura en la Torre de Tribunales

Expertos en criminalistica de la Fiscalía realizaron una prueba de grafotecnia al sindicado Mario Rolando Palma Dávila, acusado de los delitos de estafa propia, usurpación de calidad, fraude y asociación ilícita, en un desvío de Q10 millones en la Municipalidad de Chicamán, Quiché.

La jueza Ericka Aifán autorizó que el procesado siguiera las instrucciones de los peritos y escribiera frases y oraciones en hojas de papel blanco.

El objetivo es verificar la autenticidad o falsedad de su escritura y contrastarlo con los contratos firmados para la autorización de obras que jamás se realizaron.

En este caso está procesada y encarcelada la exdiputada Emilenne Aquino Mazariegos, quien espera la investigación que realiza la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Investigación

El caso se deriva a dos auditorías que realizó la Contraloría General de Cuentas (CGC) en 2012.
Roberto Candelario Gamarro autorizó en 2012, como alcalde de Chicamán, dos préstamos por Q10 millones y Q11 millones para ejecutar cinco proyectos de urbanización y agua potable en la comunidad que tiene el 80% de pobreza.

Gamarro contrató a la entidad Asociación Pro Desarrollo Nacional (Aproden) cuya representante es Mazariegos Sánchez para realizar los proyectos.

También avaló a la Constructora FHERCONS, propiedad de Fernando Siliezar conviviente de la exdiputada, para pavimentar una calle y construir un estadio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo