Arco de Santa Catalina en Antigua Guatemala es remozado

El proceso de remozamiento de la icónica edificación estuvo a cargo de expertos y duró dos meses.

Por Nancy Alvarez

El Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) anunció que los trabajos en el Arco de Santa Catalina, en la ciudad colonial de Antigua Guatemala, Sacatepéquez, ya finalizaron.

El pasado fin de semana, las autoridades de la institución entregaron la obra finalizada a las autoridades de la Municipalidad local.

Jorge Mario Chajón, director del Inguat, señaló que el proceso de remozamiento duró dos meses y se invirtió para ello Q70 mil.

“La Antigua Guatemala es uno de los destinos turísticos por excelencia de nuestro país. Es además uno de los tres Patrimonios de la Humanidad de la Unesco. Su conservación, cuidado y puesta en valor es responsabilidad de todos los guatemaltecos”, añadió el funcionario.

¿En qué consistió el proyecto?

De acuerdo con Chajón, estas son algunas de las intervenciones realizadas al Arco:

  • Limpieza, pintura e impermeabilización.
  • Rellenado e inyección de grietas.
  • Liberación de cableado eléctrico.
  • Sustitución de gradas de madera por escaleras de metal en el área del templo.

“La obra se efectuó con el visto bueno del Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala y se contrataron expertos para su ejecución”, refirió el titular del Inguat.

Lee también: El gesto de generosidad de parte de vecinos de Antigua Guatemala para un joven vendedor

Acerca de la edificación

El Instituto destacó que la Ciudad Colonial es uno de los “destinos predilectos” para nacionales y extranjeros, y que el Arco es uno de los íconos del lugar.

Y señaló que esta obra se creó en 1693, como un puente que comunicaba las áreas que eran ocupadas por las monjas del Convento de Santa Catalina Mártir.

“Fue construido en forma de arco con un corredor cerrado, a través del cual las monjas transitaban sin ser vistas”, detalló el Inguat.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo