En Santiago Sacatepéquez se honra a los ancestros con barriletes gigantes

Los artesanos dan los últimos detalles para presentarse en el Festival de barriletes gigantes de Santiago Sacatepéquez el 1 y 2 de noviembre en el cementerio de la localidad donde se espera la visita de más de cien mil personas.

Por Juan Carlos Ramírez

En julio comienzan las reuniones de lluvia de ideas que será materializada en un barrilete de 18 metros de altura. No se trata solo de una elaboración tradicional sino de una manera para mantener una conexión con quienes ya no están físicamente junto con ellos, es decir, sus ancestros.

Grupos como Hijos del arte ancestral, al que pertenece César René Vaquiax son relativamente nuevos. Este tiene seis años de haber sido integrado, pero el conocimiento lo han adquirido al haber participado en otros.

César explica que todo es un proceso que se vive en comunidad. En septiembre realizan una caravana donde van en autobuses adornados para recoger las varas de bambú en Santa Rosa. Como algunas son muy largas, es necesario transportarlas en plataformas jaladas por cabezales, que también son adornados.

Trabajo con orgullo

“Año con año más jóvenes se unen para mantener viva la tradición. Como santiagueros estamos orgullosos de nuestras tradiciones y la mantenemos para honrar a nuestros ancestros”, afirma César.

No es para menos, el producto final, que en el caso de su grupo es un barrilete de 18 metros de diámetro que participará en un concurso en la categoría donde están los más grandes, será exhibido en el cementerio de Santiago Sacatepéquez el 1 de noviembre a partir de las ocho de la mañana. Al día siguiente los visitantes podrán ver los barriletes que sí se pueden volar, que van de uno a seis metros de diámetro.

Después de la exhibición los barriletes son guardados porque en ocasiones hay personas que piden que los lleven a exposición, como en el Parque de la Industria o en el Erick Barrondo, o en actos donde son utilizados como escenografía.

Sacrificio que vale la pena

Después de los primeros meses de planificación y con los materiales que les provee la organización comienzan los días en los que hay que plasmar con trazos y cortes el tema del barrilete. Este año harán referencia a la flora y fauna guatemalteca para hacer conciencia del daño que se le ha hecho y de la necesidad de protegerla, explica César.

La mayoría de integrantes de los 17 grupos que participan en el festival trabaja durante el día. En el caso de Hijos del arte ancestral, solo tienen la tarde y noche para avanzar. Tienen que solicitar un salón amplio para desplegar los materiales. Las jornadas son de siete de la noche a una de la madrugada.

El 31 es el día de mayor desvelo. Desde la tarde dan los últimos detalles con el papel de china y llevan el bambú al cementerio para armar el esqueleto hasta terminar el barrilete. Eso lo harán durante la noche y madrugada. Sus familiares les llevan refacción para reponer energías.

Cuando han terminado viene un momento de riesgo, que es levantarlo. Para eso, los diferentes grupos se olvidan que se trata de una competencia y se unen para erguir uno a uno. En la maniobra llegan a participar hasta 60 personas.

El detalle que hace la diferencia con los barriletes de Sumpango son las banderas que les colocan en la parte alta. Va de la de Guatemala, las de los colores de los cuatro puntos cardinales según la cosmovisión maya (amarillo, blanco, negro y rojo) y la que representan a los trajes regionales.

Durante el 1 de noviembre las familias se reúnen en el cementerio no solo para ver los barriletes sino para visitar a sus muertos. En las tumbas colocan fruta, el pulique, que es el plato tradicional, jocote, níspero, y un vaso con agua bendita.

El Festival de barriletes gigantes de Santiago Sacatepéquez atrae gran cantidad de personas, por eso las autoridades han coordinado con la policía de tránsito de municipios vecinos para agilizar la movilidad vehicular.

Lee también: Barriletes de 18 metros adornarán el Festival de barriletes gigantes de Santiago Sacatepéquez

En detalle

  • 18 metros de diámetro tendrá el barrilete de exposición del grupo Hijos del arte ancestral
  • 1 a 6 metros de diámetro miden los barriletes que son volados el 2 de noviembre
  • Q30 mil se calcula que se invierte en uno de los gigantes.
  • 25 metros de alambre de amarre se utiliza
  • 70 metros de lazos sirven para amarrar la estructura
  • 10 a 12 mil pliegos de papel son usados
  • 4 a 5 galones de pegamento sirven para el barrilete
  • 3 categorías hay de barriletes de exposición, la A es de 18 a 19 metros de diámetro, la B es de 16 a 17 y la C es de 14 a 16
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo