Con demandas conmemoran el Día mundial de la salud mental

Un grupo de trabajadores del Hospital de Salud Mental Carlos Federico Mora, ubicado en la zona 18, realizó una caminata.

Por Juan Carlos Ramírez

Recordar la importancia de procurar una buena salud mental fue uno de los objetivos de una caminata efectuada en la colonia Atlántida, en la zona 18.

Los empleados del Hospital de Salud Mental le recordaron a los vecinos los servicios que prestan y también que es un centro asistencial de referencia nacional.

El color amarillo visto en adornos de plástico, en sombrillas y en prendas de vestir de las personas es porque es el usado para la prevención del suicidio, indicaron los organizadores de la actividad.

Demandas

El grupo de trabajadores aprovechó la caminata para rechazar públicamente que uno de los pabellones del hospital sea acondicionado para atender a privados de libertad, como lo anunciaron las autoridades del ministerio de Salud en septiembre.

Carlos Vásquez, sindicalista, aseguró que ya no los atendieron en una mesa de diálogo para exponer sus temores y requerir más información acerca de los cambios.

El 19 de septiembre, el ministro de Salud, Carlos Soto, explicó que el pabellón que se acondicionará será administrado por el Sistema Penitenciario y afirmó que el ingreso será por el Centro Preventivo de la zona 18, y que no se tendrá contacto con los pacientes del Hospital de Salud Mental.

“Nos preparamos para continuar en la lucha”, agregó Vásquez.

Conmemoración

Según la Organización Mundial de la Salud, cada 10 de octubre se conmemorar el Día mundial de la salud mental para “concienciar sobre los problemas relacionados con la salud mental y movilizar esfuerzos para ayudar a mejorarla”.

En este año el tema escogido es “la salud mental en el lugar de trabajo”. Los expertos de la OMS señalan que “un entorno de trabajo adverso puede ocasionar problemas físicos y psíquicos, un consumo nocivo de sustancias y de alcohol, absentismo laboral y pérdidas de productividad”.

Un estudio reciente de dicha organización concluye en que los trastornos por ansiedad y depresión “cuestan anualmente a la economía mundial US$ 1 billón en pérdida de productividad”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo