Se debe atender otras prioridades además de la lucha contra la corrupción, señalan expertos

Por Nancy Alvarez

Este lunes, en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, se analizó el panorama que se tiene en el país a partir de los acontecimientos registrados en las recientes semanas y que generaron una crisis política. Además, se abordó el tema del antejuicio contra el alcalde capitalino Álvaro Arzú, vinculado al caso “Caja de Pandora”.

Como invitados en cabina participaron Mario Fuentes Destarac, abogado e integrante del Centro para la Defensa de la Constitución (Cedecon); y Adrián Zapata, analista político.

Los entrevistados coincidieron en la necesidad de continuar la lucha contra la corrupción e impunidad, así como el fortalecimiento de las instituciones; sin embargo, resaltaron que hay “otras prioridades” que deben atenderse.

Entre los temas que mencionaron están: economía, pobreza, salud, nutrición, alimentación, desigualdad, reformas constitucionales al sector justicia y reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

A criterio de Zapata, mientras se trabaja en lucha contra la corrupción, hay otras agendas importantes que están en el tintero.

“La corrupción es el gran cáncer que provoca nuestros males, pero no puede ser tratado como el tema absoluto de nuestros problemas y a través de este querer llegar a todos los demás”, resaltó el analista.

En tanto, el abogado Fuentes citó como ejemplo: “Detrás de toda premisa política y jurídica hay una premisa económica. Si la economía empieza a flaquear vamos a tener implicaciones como aumento de violencia y del desempleo”.

 

¿Hay polarización en Guatemala?

Zapata resaltó que la semana pasada, una delegación guatemalteca afirmó en Ginebra, Suiza, que en Guatemala no había polarización, “sino una amplia convergencia alrededor del tema de la lucha contra la corrupción e impunidad”.

Acerca de ello, el analista opinó que es todo lo contrario. “Decir que no hay polarización es querer tapar el sol con un dedo. Hay un ambiente de polarización y pretender ignorarlo es una verdad a medias”, aseguró.

“Esos dos polos opuestos desafortunadamente son complementarios”, dijo, ya que a su criterio, cada vez hay mayor conciencia sobre la necesidad de luchar contra la corrupción y eso crea condiciones para la convergencia, pero a la vez, lo que se hace alrededor de este tema va creando la polarización.

En ello coincidió Fuentes, pues indicó que en el país existe un consenso con relación a luchar contra la corrupción e impunidad; sin embargo, “hay resistencias” porque la corrupción “está arraigada” y hay quienes se oponen a que se actúe contra ella.

El abogado resaltó que la corrupción no es de izquierda ni de derecha y que la ley y la justicia “debe ser ecuánime”, y por ello resaltó la importancia de contar con jueces que sean imparciales y objetivos.

 

Señalamientos contra Arzú

Zapata y Fuentes resaltaron que la posible implicación del alcalde Álvaro Arzú en algún hecho delictivo debe ser analizado exclusivamente por las entidades judiciales y no generarse opiniones previas, pues debe respetarse el derecho a la presunción de inocencia.

“Hay ciertas garantías para cualquiera que sea sindicado de la comisión de un delito, como el debido proceso, el derecho de defensa y el derecho a la presunción de inocencia”, dijo Fuentes.

Y volviendo al tema de la polarización, el analista político afirmó que con el caso de Arzú, se “alienta ese proceso de polarización”. Añadió que los señalamientos contra el jefe edil deben analizarse desde dos perspectivas: jurídica y política, y que “el ideal y el propósito es que la justicia no se politice”.

Mencionó además que la presencia de Arzú en la conferencia de prensa en la cual el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) “es esfuerzo por politizar un proceso judicial, y eso es negativo”.

Asimismo, Zapata señaló que “pareciera que hay un cuadrilátero donde está la CICIG y Arzú. Sin embargo, explicó que la CICIG está cumpliendo el mandato que le corresponde y Arzú deberá recurrir a los mecanismos del estado de derecho si al final se autorizara su investigación”.

El analista afirmó que sea Arzú o el MP y la CICIG quienes “ganen la batalla” en el ámbito judicial, ello tendrá implicaciones políticas “muy fuertes”.

Fideicomisos "deberían prohibirse"

El caso denominado “Caja de Pandora” señala la posibilidad de que se hayan usado fondos de un fideicomiso de la comuna capitalina para pagar propaganda política del partido Unionista en las elecciones de 2015.

Con relación al tema, Zapata resaltó que si bien los fideicomisos han facilitado la ejecución de fondos, alrededor de esa figura “ha habido oscuridad”.

“El fideicomiso por más que pueda ser atractivo por la facilidad de ejecución, es en esencia un caldo de cultivo para la corrupción”, resaltó.

A opinión de Fuentes, “hay total opacidad en los fideicomisos y discrecionalidad sobre el uso de los fondos”, ello porque según dijo, la Contraloría General de Cuentas ha expresado que no tiene acceso a esa fiscalizarlos.

“La figura de los fideicomisos es totalmente ilegal, viola la Ley Orgánica del Presupuesto y la Constitución”, añadió.

“Los fideicomisos de ejecución de gasto público deben prohibirse, no sé por qué el Congreso continúa con esta estructura que es ilegal”, resaltó el profesional del derecho.

Por aparte, se le cuestionó a Fuentes acerca de si debería investigarse lo ocurrido el pasado jueves, cuando los trabajadores municipales dejaron por un momento sus puestos de trabajo para expresar apoyo a Arzú, luego de que este fuera señalado, y respondió: “sin duda, es un tema que debe investigar la Contraloría General de Cuentas”.

El abogado explicó que podría haber responsabilidades administrativas o penales porque son empleados públicos y deben estar atareados en el servicio público que les ha sido encomendado y no en manifestar algún tipo de apoyo o realizar proselitismo proselitismo en función del funcionario que es su superior.

¿Qué hacer para atender la situación?

“Toda crisis es al mismo tiempo una ventana de oportunidad. Aprovechemos la crisis política no para jalarnos los chongos, sino para hablar de los problemas que la causan”, expresó Zapata.

“Aprovechemos la crisis para ver los temas de fondo que están expresándose. Necesitamos un acuerdo nacional y debemos aprovechar la coyuntura para impulsarlo”, añadió el analista.

Señaló que debe existir un diálogo entre planteamientos “y no entre actores que se acusan unos a otros”. Este tiene que incluir una agenda mínima que permita no solo salir de la crisis actual, sino atender los problemas de fondo que afectan el país.

“Este país necesita acuerdos nacionales. El gran reto es cómo encontramos un espacio de coincidencia a través de subsacrificar intereses particulares en función del interés nacional”, argumentó Zapata.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo