Autoridades han construido cero kilómetros de carretera en los últimos cinco años, señala experto

Por Nancy Alvarez

Este martes, en el programa A primera hora, de Emisoras Unidas, se abordaron los temas de cómo afecta la situación de la red vial a la inversión del país y si es necesario o no declarar un estado de Calamidad para reparar las áreas afectadas por las lluvias.

Como invitados en cabina participaron Juan Carlos Zapata, director de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa); y Carlos Colom, consultor de Fundesa. Mientras que por la vía telefónica se conversó con el presidente del Congreso, Oscar Chinchilla; y Marvin Flores, de Acción Ciudadana.

Para el 12 de octubre está programado el Encuentro Nacional de Empresarios (Enade), cuyo lema es “¡vamos a la obra!, infraestructura para el desarrollo”, en el cual participarán expertos en esta materia y se hablará del modelo que necesita Guatemala para que existan avances.

Infraestructura vial

Al ser consultado acerca de cuántos kilómetros de carretera se han construido en Guatemala en los últimos cinco años, Colom respondió: “cero”.

“En Guatemala se han construido cero kilómetros nuevos de carreteras de terracería y de pavimento en ese período, esto es inconcebible”, resaltó.

De igual forma mencionó que en la actualidad existen 16 mil 400 kilómetros de carreteras en el territorio nacional, de los cuales solo el 44 por ciento está pavimentado. Añadió que por lo menos se debería alcanzar los 60 mil kilómetros.

No solo no se están construyendo carreteras, sino que no se le está dando mantenimiento a las que existen, pues el 90% está “casi en deterioro completo”-.

Indicó que el costo de mantenimiento crece según pasa el tiempo y que si no se hace en el momento exacto aumenta siete u ocho veces más.

El entrevistado añadió que el tema de infraestructura es “crítico” y que no solo incluye carreteras, sino también otros puntos, entre estos la mitigación de riesgos en lo cual “falta mucho qué invertir”.

Mientras tanto, Zapata expresó que Guatemala ha estado “en calamidad” hace mucho tiempo.

“Desde 1985 hasta 2013 Guatemala crecía a un promedio de 1.8% anual y eso no es suficiente para la población que tiene el país”, dijo.

Asimismo, aseguró que Guatemala nunca ha tenido buenas carreteras. “Nunca hemos estado bien comparados internacionalmente, y ahora la situación se ha complicado porque hay más parque vehicular”, mencionó.

De igual forma, el director de Fundesa resaltó que la crisis que tiene hoy el Ministerio de Comunicaciones es una “crisis provocada” porque ha habido falta de inversión en infraestructura vial.

“En esa cartera no solo hay baja ejecución, sino que además no se ha invertido lo suficiente para mejorar la infraestructura que necesita el país”, manifestó Zapata.

¿Qué hace falta?

“El modelo sobre el cual se invierte en infraestructura vial simplemente no funciona”, detalló Zapata.

Mientras que Colom indicó: “¿está funcionando o no el modelo bajo el cuál planificamos licitamos, construimos, operamos, mantenemos, supervisamos y remuneramos las carreteras en Guatemala? Mi respuesta es categórica: no está funcionando”.

Ambos expertos coincidieron en la necesidad de que se implemente un modelo en donde la corrupción se detenga, exista transparencia, se cuente con un mecanismo distinto para contratar y la eficiencia sea el pilar fundamental para que las carreteras puedan construirse.

Señalaron que no se trata de privatizar las carreteras, pues estas son un bien público y de uso común; tampoco que todas las rutas sean de peaje en el país, sino que esa modalidad se aplique en algunas donde haya suficiente flujo vehicular, disponibilidad y capacidad de pago.

“Primero reconozcamos que el modelo no funciona, estamos extremadamente mal y nos pondremos peor. Luego involucrémonos, no descalifiquemos y propongamos”. “Hay que sentarnos a la mesa y empezar a discutir soluciones”, dijo Colom.

Zapata mencionó que existen referentes en los sectores de telecomunicaciones y el eléctrico, en donde se abrió al mercado la participación y la producción, lo cual permitió ampliar la cobertura.

Según explicó, Guatemala necesita aproximadamente 45 mil millones de dólares de inversión para llegar a triplicar o cuadruplicar la infraestructura vial del país.

Estado de Calamidad

Con relación a la eventual declaración de un estado de Calamidad por parte del Ejecutivo para atender los daños en la red vial, Marvin Flores, de Acción Ciudadana, mencionó que no es la primera vez que este Gobierno buscar declarar una medida de este tipo relacionada con las carreteras.

Mencionó que si se decreta, deben incluirse normas clave de transparencia, pues “con o sin estados de Calamidad la corrupción está presente en los actos de la administración pública”.

Añadió que en el último intento que hizo el Ejecutivo para declarar estado de Calamidad, Acción Ciudadana propuso medidas de transparencia entre las cuales estaba la publicación de los eventos en Guatecompras y que se hicieran concursos públicos,

De igual forma, Flores aseguró que es totalmente falso que con transparencia las cosas son más lentas.

Ello porque a su criterio no se ha avanzado en la ejecución de fondos porque existe temor en las juntas de licitación y no quieren adjudicar proyectos para que no existan hallazgos. Otro factor que afecta las obras es la alta movilidad en los cuadros medios y altos en instituciones del Estado.

“Cuando uno tiene inestabilidad en funcionarios que son los que toman decisiones, firman contratos y adjudican procesos, eso atrasa”, indicó.

En tanto, el presidente del Congreso, Oscar Chinchilla, indicó que de llegar al Congreso un decreto de estado de Calamidad, este será evaluado.

“No ha llegado al Congreso, no hay acción por la cual nosotros tengamos que tomar una decisión, deberá ser discutido y evaluado en el Congreso para su aprobación”, señaló.

Además, aseguró que es importante que existan controles de parte de la Contraloría General de Cuentas y que haya auditoría social si se aplicara esa medida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo