Condiciones de humedad en el suelo son similares a cuando Stan y Mitch afectaron el país

"Prácticamente el país está sobre lodo", aseguró el director del Insivumeh.

Por Nancy Alvarez

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) informó que ha llovido “extremadamente” durante esta temporada, por lo cual el suelo está saturado en un cien por ciento, especialmente en los departamentos de Huehuetenango, Quiché, San Marcos, Chiquimula y en la Franja transversal del Norte.

“Nos preocupa grandemente el grado de saturación del terreno, solamente en ocasiones como las tormentas Stan y Mitch el suelo del país alcanzó las condiciones de humedad que tiene”, expresó Eddy Sánchez, director de la institución.

El nivel alcanzado en ciertos puntos es del cien por ciento en una capa de 35 centímetros del suelo, “prácticamente el país está sobre lodo, eso nos puede ocasionar derrumbes, deslizamientos de terreno”, añadió el experto.

Lluvias extremas

De acuerdo con Sánchez, por las circunstancias que se presentan se está cerca de considerar este año como “extremadamente copioso”.

Las lluvias continuarán presentándose en los próximos días y hasta inicios de la tercera semana de octubre. Se espera el paso de una onda, por lo cual el día más lluvioso de esta semana será el jueves, indicó.

Al ser consultado con relación a qué lugares han registrado mayores precipitaciones, Sánchez dijo que son el municipio de Mazatenango, en Suchitepéquez; y el departamento de Retalhuleu.

“Se está superando la cantidad de lluvia estadística hasta en un 180%, especialmente en esos departamentos, aunque también en Huehuetenango y Quiché la humedad es extrema”, manifestó el entrevistado.

Recomendaciones

De acuerdo con Sánchez, la situación actual es similar como que se estuviera presentando un huracán o una tormenta tropical, por lo cual mencionó que todas las precauciones son necesarias.

“Nos estamos acercando a los niveles de lluvia que se tuvieron durante la tormenta Agatha en el año 2010”, dijo, y resaltó que lo más importante es tener precauciones ante la posibilidad de derrumbes, hundimientos y deslizamientos de terreno.

Asimismo, señaló que “por suerte” no ha llovido copiosamente en la meseta central porque eso sería peligroso tomando en cuenta que hay personas que habitan en asentamientos en laderas y barrancos.

El director del Insivumeh recomendó a la población no viajar si no es necesario y no salir a carretera por la noche.

Además, evitar conducir en el lado de la vía en donde puede haber derrumbes, especialmente en el Altiplano y el Atlántico, ya que son carreteras en donde se están dando múltiples derrumbes, inclusive sin que esté lloviendo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo