Declara primer testigo de la Fiscalía en caso Botín del Registro de la Propiedad y detalla anomalías

Por Ivonne Gordillo

Este miércoles se reanudó el juicio por el fraude en el Registro General de la Propiedad en donde están involucrados el hijo y hermano del presidente Jimmy Morales.

La Fiscalía presentó al primer testigo, Víctor Álvarez, sindicalista que denunció plazas irregulares en 2013.

"Recibimos denuncias de personal que no llegaba a trabajar y cobraba salarios", dice el sindicalista al Tribunal Décimo Tercero, integrado por la jueza presidenta Edna Maxia y los vocales Jaime González y Juan Aceituno.

Lee también: Hijo del presidente revela su sueldo como futbolista y Sammy Morales se queja de no poder trabajar

Según declara, las anomalías de plazas irregulares ocurrían en Estanzuela, Cobán y en la Ciudad capital.

"Samantha Mejía (directora de Recursos humanos) nos negaba la información para verificar las plazas", narró Álvarez, y agregó que el abogado Vernón González (esposo de Mejía) y la exregistradora Anabella de León también les negaban acceso a la información.

Según Álvarez, de acuerdo a los acuerdos internacionales de la OIT, convenidos por Guatemala, como organización sindical manifestaron su rechazo por las anomalías en este dependencia. Además, solicitaron de manera pública la renuncia de De León.

No avalan videoconferencia

En este juicio, el Ministerio Público pidió que los peritos de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala declaren por videoconferencia por estar en el extranjero; sin embargo, la petición fue denegada por el Tribunal.

El caso

En septiembre de 2016, el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) revelaron que se detectaron plazas fantasma y pagos anómalos en el Registro General de la Propiedad.

Según las pesquisas, la investigación consiste en dos partes, una relacionada con al menos 16 plazas irregulares para las cuales la entidad habría desembolsado más de Q3 millones, esto habría ocurrido durante la gestión de Anabella de León como registradora.

Asimismo, se verificó que se efectuaron gastos de forma irregular por servicios para un desayuno y el montaje del evento, sillas y vajillas, por montos de Q90 mil y Q51 mil, sin embargo este evento nunca se llevó a cabo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo