Exministra considera que se quiere generar sensación de crisis para decretar estado de calamidad en Salud

Según la doctora Hernández Mack, no existe una crisis a nivel hospitalario ni tampoco en las áreas de salud para abastecimiento y disponibilidad de medicamentos o material médico quirúrgico.

Por Nancy Alvarez

La exministra de Salud, Lucrecia Hernández Mack, se refirió este lunes a los señalamientos hechos por el presidente Jimmy Morales en contra de su administración.

Morales afirmó ayer durante una actividad realizada en Los Amates, Izabal, donde ganaderos le expresaron su apoyo, que un posible desabastecimiento de medicamentos en los próximos meses sería consecuencia de la labor de Hernández y su equipo al frente de esa cartera.

“Tenemos más de un 80% de abastecimiento de medicinas, pero corremos el riesgo de que en noviembre tengamos un poco de problema en esto, debido a que la antigua autoridad del ministerio de Salud no hizo las compras correctas y también espero que tenga la gallardía de reconocerlo frente a los medios como ha tenido la gallardía de decir otras cosas”, expresó el gobernante.

La exfuncionaria dijo que se sintió “sorprendida” cuando escuchó las declaraciones de Morales, pues pese a que cuando inició su gestión el abastecimiento “estaba por los suelos”, se logró subir los niveles y mantenerlos estables entre el 88% y 90%.

“Nos sorprende las declaraciones del presidente porque mientras estuvimos los niveles estuvieron bien. Que nos culpe por niveles de desabastecimiento a futuro no es muy lógico”, resaltó Hernández.

Añadió que le parece contradictorio lo que refiere el gobernante, pues “si hay alguien a quien se le ha pedido que dé la cara, y no la ha dado, es precisamente él”.

Ello porque, según Hernández, el presidente Morales no ha dado declaraciones públicas relacionadas con sus decisiones en el último mes, y no acepta preguntas de los periodistas cuando asiste a actividades, sino que “se esconde detrás de videos”.

Distintos indicadores

Otro aspecto que destacó la entrevistada, es que durante todo el Gobierno pasado y el actual se había utilizado un indicador que se refiere a la disponibilidad que hay de medicamentos de un mes o más, y que ese mismo fue el aplicado mientras ella fue ministra.

“Lo que hemos visto es que esta nueva administración está utilizando otro indicador, y no ha hecho esa advertencia, entonces (Jimmy Morales) esta tratando de comparar peras con manzanas”, añadió.

Según Hernández, ahora se ha aplicado el indicador de disponibilidad de medicamentos o material médico quirúrgico de tres meses o más. Y, por lo tanto, ello hace que “obviamente” sean mucho más bajos los indicadores porque el manejado era el de un mes.

“Al usar el indicador de tres meses se genera la sensación de que hay desabastecimiento cuando en realidad no hay, y que hay crisis cuando no la hay”, mencionó.

Además, aseguró que cuenta con todas las explicaciones y fundamentos técnicos y legales para demostrar los avances que se tuvieron en la cartera salubrista.

¿Busca justificar compras?

A criterio de Hernández Mack, la búsqueda de generación de sensación de crisis de parte de Morales podría tener dos motivos: uno, atacarla a ella y su equipo de trabajo; y el otro, tener una justificación para la eventual declaración de un estado de Calamidad en los servicios de salud.

Decretar tal medida serviría “para poder justificar compras por excepción, vinculado a una posible transa que es lo que el presidente en este momento necesita hacer para mantener apoyos. Una transa con diputados, que seguramente ya tiene alineados como aleros y también con proveedores”, manifestó la exministra.

“En ningún momento ha habido un desabastecimiento. No existe una crisis a nivel hospitalario ni tampoco en las áreas de salud (relacionada con el) abastecimiento y disponibilidad de medicamentos y material médico quirúrgico”, dijo.

“Pensamos que se está tratando de justificar alguna medida incorrecta y poco transparente, en un contexto en donde el presidente necesita el apoyo político de sectores oscuros y corruptos”, afirmó.

.

Hernández Mack y sus tres viceministros renunciaron a su cargo el 27 de agosto, mismo día en el cual se hizo pública la decisión del presidente Jimmy Morales de declarar non grato a Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

“Se vuelve ética y políticamente inviable continuar con plan de salud, en un gobierno que termina favoreciendo impunidad y actores corruptos”, señaló en su cuenta de la red social Twitter acerca de su dimisión.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo