Corte suiza dejará en libertad a Erwin Sperisen mientras se inicia nuevo juicio

Podría ser liberado hoy en la tarde y deberá comparecer de nuevo ante la justicia el 28 de noviembre.

Por AFP

Antes de su nuevo proceso, a finales de noviembre, Erwin Sperisen ha conseguido que sea puesto en libertad. Sus abogados afirman que el Tribunal Federal (TF) aceptó su recurso contra la decisión de la Justicia de Ginebra de mantenerlo tras las rejas antes de su próximo proceso, por temor a que escape.

Un tribunal suizo sentenció este viernes que el exjefe de la policía guatemalteca Erwin Sperisen será liberado antes de su nuevo juicio por los asesinatos de reos en su país.

"El Tribunal Federal viene de admitir el recurso de puesta en libertad", informaron los abogados del exjefe policial, Giorgio Campa y Florian Baier.

La audiencia sobre las condiciones de libertad de Sperisen, de 47 años, está prevista en el Palacio de Justicia de Ginebra a partir de las 17H00 (15H00 GMT).

La fiscalía suiza, mediante un comunicado, expresó por su parte que no se opondrá a medidas de substitución a la detención provisoria, recordando que existen “cargos suficientes” contra Sperisen.

"La marcha de Erwin Sperisen hacia el reconocimiento de su inocencia continúa", declararon sus abogados.

Sperisen deberá comparecer de nuevo ante la justicia el 28 de noviembre. 

El Tribunal Federal suizo anuló parcialmente, el pasado 29 de junio, su condena a cadena perpetua por su participación en diez asesinatos en Guatemala, y devolvió el expediente a Ginebra para un nuevo juicio.

Condenado en primera instancia y en apelación, a la pena máxima, el Tribunal Federal resolvió anular la condena parcialmente porque en la apelación la Corte de Ginebra no accedió al pedido de la defensa de convocar a ciertos testigos.

Durante la instrucción del caso la fiscalía de Ginebra envió una comisión rogatoria a Guatemala para tomar declaración a ciertos testigos, cuyos testimonios fueron tomados en cuenta en la condena de primera instancia, pero en las audiencias de la apelación, Campa y Baier pidieron la comparecencia de algunos de esos testigos, lo que fue rechazado por la Corte, dando pie a que el Tribunal Federal anulara la condena y ordenara un nuevo juicio.

Sin embargo, el fondo de la acusación contra Sperisen se mantiene, es decir, que 7 de los reos fueron abatidos desarmados en una cárcel guatemalteca el 25 de septiembre de 2006.

Esas muertes no fueron fruto de un enfrentamiento, sino de ejecuciones extrajudiciales, incluso con la intervención de fuerzas paramilitares, hechos por los que se atribuye a Sperisen su participación.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo