Colaborador declara que expresidente de un banco del sistema tenía nexos con narcotraficante "la Reina del sur"

El sindicado Eduardo Liu sorprende al señalar a Sergio Hernández de tener vínculos con la narcotraficante guatemalteca Marllory Dadiana Chacón Rossell, alias "la Reina del sur".

Por Kenneth Monzón

En el Juzgado Décimo Penal, a cargo de Walter Villatoro, declara como colaborador eficaz el sindicado Eduardo José Liu Yon. Prefirió estar en la sede central del Ministerio Público (MP) que frente a los sindicados de un caso de fraude y lavado de dinero en el Banco de los Trabajadores S. A. (Bantrab). "He participado en todos los hechos delictivos", recalcó.

Durante las primeras dos horas de testimonio, el exaccionista y exintegrante de la junta Directiva de la entidad se refirió a los nexos que mantuvo Sergio Aníbal Hernández Lemus, quien dirigió el banco y fue acusado y procesado por lavado de dinero u otros activos, asociación ilícita y peculado.

"El señor Sergio Hernández mantuvo nexos con Marllory Chacón. Estaba bien disfrazada su participación como accionista del edificio donde estuvo el Banco de la República. Ella lo hizo a través de la empresa Clarisa, S. A.", declaró por videoconferencia Liu Yon.

Por momentos la señal falló y el juez Villatoro lo interrumpió, y le dijo en dos oportunidades: "Lo que usted declara es importante y debe quedar bien claro".

Yon se cambió de oficina en la sede de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) para continuar con su testimonio que salpica a Hernández con la condenada narcotraficante guatemalteca Marllory Dadiana Chacón Rossell, alias "la Reina del sur".

"Supe en una oportunidad que el señor Ronald García (prófugo) había mencionado que Sergio Hernández le iba a vender un carro blanco deportivo que se mantenía estacionado en el Banco. Luego, Ronald se refirió que había investigado y se trataba del carro de Marllory Chacón", declaró Liu Yon.

"Que lo demuestre"

Consultado Hernández durante un receso, mencionó: "no me sorprende su declaración. Aunque si tiene las pruebas que las presente. Es fácil señalar sin fundamentos. Vamos a interrogarlo", explicó.

Hernández, de 63 años, usa muletas y se le dificulta caminar debido a un problema en la columna y los tobilllos.

El acuerdo de colaborador y el testimonio de Liu Yon fue aprobado la semana pasada por el juez Villatoro.

Al comienzo pidió perdón

"Señor juez, tengo conocimiento pleno de los hechos. He participado en los hechos delictivos. Fui una persona ambiciosa en la junta directiva. Ambiciosa de poder. Autoricé y dejé que usaran a personas de diferentes ámbitos para hacer cosas incorrectas”, se escuchó a Liu Yon por videoconferencia.

"En la cárcel he estado enfermo y estoy arrepentido y le pido perdón al pueblo de Guatemala", mencionó.

Aún falta que finalice su declaración y que se someta al interrogatorio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo