#20S: La plaza vuelve a vibrar

Con un objetivo común y un grito unánime, Guatemala pide la renuncia de Jimmy Morales y 107 diputados.

Por Publinews

La plaza de la Constitución es escenario este miércoles de una masiva movilización de ciudadanos que exigen la renuncia del presidente Jimmy Morales y de los diputados al Congreso que aprobaron las reformas al Código Penal.

Desde horas de la madrugada, las personas iniciaron a concentrarse en diferentes puntos de la ciudad capital.

Las caminatas salieron desde El Periférico, El Trébol, la ruta al Atlántico, la plaza El Obelisco y las diferentes universidades del país, todas con dirección a la zona 1 capitalina.

Los manifestantes hicieron paradas frente a la Corte Suprema de Justicia (CSJ), el Congreso de la República y posteriormente se dirigieron a la plaza de la Constitución.

Todos a la plaza

La movilización fue convocada por la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), de la Universidad de San Carlos (Usac), y poco a poco se fueron sumando distintas organizaciones indígenas, campesinas, sociales, otras universidades e incluso comercios que dejaron de atender este día para apoyar el denominado “paro nacional”.

Ondeando banderas de Guatemala, utilizando silbatos y redoblantes y portando mantas en las que expresan su rechazo a la corrupción e impunidad, los guatemaltecos recorrieron las calles y avenidas hasta converger en la plaza.

Peticiones

Lo que se da este #20S es una expresión ciudadana de rechazo a las acciones de algunos legisladores y del mandatario Morales en las últimas semanas.

Uno de los aspectos por los cuales se pronunció la población fue el intento de expulsión de Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Morales lo declaró non grato y ordenó su retiro del país; sin embargo, por fallo de la Corte de Constitucionalidad, su decisión quedó suspendida.

Por aparte, el Ministerio Público (MP) y la CICIG presentaron una solicitud de antejuicio contra el mandatario por supuesto financiamiento electoral ilícito; la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le dio trámite a la misma y la trasladó al Congreso.

Se designó una comisión pesquisidora que emitió un informe en el cual recomendaba que el presidente fuera sometido a la justicia común; sin embargo, 104 parlamentarios votaron en contra de que se le retirara la inmunidad, situación que generó descontento en la población.

Y, la semana pasada, se conoció que Morales cobraba un bono mensual de Q50 mil del Ejército, mismo que según expertos, es “ilegal” porque el gobernante no es trabajador del Ministerio de la Defensa.

Posterior a ello, los diputados sorprendieron cuando, de urgencia nacional, aprobaron modificaciones al Código Penal, enfocadas en la conmutación de penas y el financiamiento electoral ilícito, esto último para eximir de responsabilidades a los candidatos a cargos públicos y secretarios generales de los partidos políticos.

Estos hechos generaron una ola de indignación en los guatemaltecos, quienes hoy, tal como ocurrió en 2015, hicieron de la plaza un escenario para hacer saber a los funcionarios que “el pueblo unido, jamás será vencido”, y que debe existir justicia ante lo que ha ocurrido.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo