CICIG y Presidencia deben evaluar su trabajo y reconocer cuáles han sido sus “luces y sombras”, señalan expertos

Por Nancy Alvarez

La situación de Guatemala luego de que el presidente Jimmy Morales declarara “non grato” al jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, y ordenara su expulsión, fue analizada este jueves en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas.

También se dialogó acerca del video publicado en redes sociales por la bancada Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), en el culal pidió que el comisionado se fuera del país “para evitar la polarización”, pese a que hay un fallo de la Corte de Constitucionalidad (CC) que dejó en suspenso la orden del mandatario.

Como invitados en cabina participaron Marco Antonio Canteo, exintegrante del Consejo Asesor de Seguridad y especialista en temas de seguridad y justicia; y Francisco Quezada, analista e investigador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN).

Canteo calificó como “tenso” el ambiente en el país, luego de la decisión de Morales, y consideró que ese video de FCN-Nación muestra que todavía hay sectores que no están en la ruta de buscar el diálogo para encontrar soluciones a los problemas que se han generado.

Añadió que le parecen “cuestionables” ciertos puntos de la grabación. Entre estos mencionó que hablan que “se está fraguando un golpe de Estado desde la justicia y algunos otros sectores, sin dar elementos fácticos que hagan pensar que efectivamente así es”.

Además, los integrantes de FCN-Nación cuestionan la decisión de la CC y no la llaman ni inconstitucional, ni ilegal, sino “irregular” y “no sé qué significará ese tipo de expresiones, indicó., dijo Canteo. Añadió que ese tipo de acciones no ayudan a resolver el conflicto.

“La bandada de FCN-Nación se pone del lado del presidente y de todos aquellos sectores que quieren debilitar la lucha contra la corrupción”, resaltó Canteo.

De igual forma, explicó que la situación clara que se ve en Guatemala es: “hay un grupo que quiere debilitar la lucha contra la corrupción; y hay otro grupo, en los cuales me incluyo yo, que deseamos honestamente por mejorar el país, por bajar los índices de desigualdad, que la lucha contra la corrupción continúe y que se haga de manera transparente”.

Por aparte, Quezada expresó que con la decisión de Morales “se declaró oficial el pulso Presidente – Comisionado”, mismo que ya venía desde antes, y desde que ello ocurrió cada uno de ellos ha utilizado la estrategia de buscar adeptos.

Diálogo y evaluación

Con relación a qué se necesita para resolver la situación actual, Canteo señaló la necesidad de negociar, para ello, señaló, inicialmente hace falta que se identifiquen las partes a las cuales se debe poner en una mesa para negociar; de igual forma, se debe identificar a los facilitadores de ese diálogo y tener en claro qué se quiere negociar.

A su criterio, ya que el presidente es, según la Constitución Política de la República, el representante de la unidad nacional, “está obligado a sentarse a negociar y buscar las soluciones para que el país avance”.

“Un presidente tiene que entender que su papel es buscar la unidad nacional, las soluciones del país y desde esa perspectiva creo que valdría la pena que aceptara un diálogo”, manifestó el especialista en temas de seguridad.

De igual forma, expresó que la crisis actual debe verse como una oportunidad para buscar soluciones y salir adelante.

En tanto, Quezada opinó que tanto la CICIG como el presidente Jimmy Morales deben realizar una “evaluación completa” de su propio trabajo, en donde comprendan cuáles son sus “luces y sombras” y los resultados de sus acciones.

Detalló que CICIG ha funcionado, pero es una oficina de administración pública que tiene defectos y cualidades y debe revisarlas. Al igual que Morales las tiene y también debe revisar su gestión, señaló.

El investigador del CIEN resaltó que “remover al comisionado no va a traer nada bueno, porque después de tres comisionados él ha sido el más eficiente”.

Aunque aseguró que Velásquez ha tenido “grandes defectos”, que debe reconocer y comenzar a enmendar. Entre estos mencionó que “uno de los más graves ha sido el tema del debido proceso y que ha vulnerado la presunción de inocencia, poniendo en los medios públicos a personas que no han sido juzgadas y desde ese momento ya cayeron con la etiqueta de delincuentes”.

Quezada también resaltó que los jueces y magistrados se sienten presionados por la CICIG, aunque “ellos abiertamente no lo manifiestan”.

Canteo coincidió en que Velásquez es el comisionado que ha dado mayores resultados y dijo que la CICIG ha ido “de menos a más” y que aún es perfectible.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo