UNE decide separar a diputado señalado de tener relaciones sexuales en parqueo público

Por Joel Maldonado

El diputado César Sandino Reyes fue señalado de tener relaciones sexuales con una chica dentro del parqueo del edificio 7-11, donde se encuentran las sedes de los partidos políticos.

Este jueves, el Comité Ejecutivo Nacional de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) acordó separar a dicho diputado del partido y trasladar el caso al Tribunal de Honor

"Luego de conocerse por algunos medios de comunicación que el diputado César Sandino Reyes habría cometido actos reñidos con la moral, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) acordó separarlo temporalmente del partido y trasladar su caso al Tribunal de Honor, mientras se investiga y dilucida su situación jurídica", señala el comunicado de la asociación política.

Asimismo, el CEN solicitó a dicho tribunal que el congresista sea citado a la brevedad posible para conocer el caso y emitir una sentencia ante dicha eventualidad, en conformidad con los estatutos partidarios y leyes aplicables.

El partido aprovechó para exhortar a sus dirigentes, afiliados y simpatizantes a "mantener en todo momento actitudes de altura".

Reacción y maltrato

De acuerdo con los documentos que fueron difundidos por Prensa Libre, el encargado de la seguridad en dicho parqueo realizó un informe en donde detalló cómo fue encontrado el diputado. Además, explican que fueron agredidos de manera verbal por el congresista y que varios vehículos salieron con la misma tarjeta de acceso (que solo permite el acceso de un automotor).

Según detalló la administración del edificio en una circular formal, no solo se trató del acto deshonesto cometido por el congresista, sino el maltrato hacia los guardias de seguridad y que no fue cancelado el parqueo de otros dos vehículos.

Principios rectores

En el documento, el CEN recuerda que los principios rectores de la UNE prescriben que bajo ningún punto de vista se admite que sus integrantes cometan actos contrarios a las buenas costumbres y, más aún si se trata de personas que ejercen cargos de representación popular, en cuyo caso se esperaría que una conducta intachable y acorde a nuestros postulados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo