Partido UNE habría incurrido en financiamiento electoral ilícito en campaña de 2015

Por Kenneth Monzón

Este jueves, en una conferencia de prensa, autoridades revelaron que en la campaña electoral de 2015 de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) hubo irregularidades en el financiamiento de ese partido político.

De acuerdo con investigaciones de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP), el partido verde realizó varios pagos con una fuente de recursos distinta a la declarada ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), por lo que habría incurrido en financiamiento electoral ilícito.

“La UNE utilizó la modalidad de donación para cortar la trazabilidad del dinero y sustraerse del control y nombres de los aportantes”, explicó el jefe de la CICIG, Iván Velásquez.

Por ello, el MP presentó hoy una solicitud de antejuicio contra el diputado Orlando Blanco, quien era el secretario general de la organización cuando se dieron los hechos.

Hallazgos

Según las pesquisas, "la UNE incumplió con sus obligaciones de reportar al TSE aportes dinerarios" por Q2 millones 216 mil 850, destinados al pago de transporte aéreo prestado por la empresa Helicópteros de Guatemala S.A.

Esto se verificó luego de que se recolectara información con relación al financiamiento de ese partido en el período del 1 de enero de 2015 al 9 de enero de 2016.

Algunos de los candidatos que habrían utilizado los servicios aéreos son Sandra Torres, Carlos Barreda, Mario López, Francisco Echeverría y Orlando Blanco.

El comisionado de la CICIG explicó que la UNE reportó Q1 millón 652 mil 484.65 como “aportes no dinerarios” de las empresas Bienno S.A. y Maariv S.A. para transporte aéreo.

Por medio de auditorías realizadas por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) a las tres empresas mencionadas, se verificó que la empresa Helicópteros de Guatemala facturó a Bienno S.A. por concepto de horas de vuelo para la UNE por Q1 millón 300 mil; sin embargo, la segunda compañía aseguró que no pagó por ese transporte aéreo.

De igual forma, Maariv S.A. afirmó que no tuvo relación comercial con Helicópteros de Guatemala S.A., ya que también se facturó a su nombre, en esta ocasión por Q583 mil.

Al indagar, se verificó que en realidad los vuelos fueron pagados por el propio partido, específicamente por Jack Vargas Núñez y Estuardo Vargas por montos de Q838 mil y Q247 mil.

Debido a que los gastos no fueron registrados en informes entregados al TSE y tampoco en la contabilidad del partido, se consideran como aportes anónimos, de acuerdo con Velásquez, lo cual no está en ley.

“Ello sugiere que el dinero que se pagó a la compañía de vuelo a favor del partido UNE puede razonablemente provenir de otra fuente de financiamiento desconocida”, aseguró Velásquez.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo