“Un privado se masturbó mientras era atendido y la enfermera le puyó el miembro”, relata Soto

Por Ivonne Gordillo

La bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) citó al director del Hospital Roosevelt, Carlos Soto, a tres días del ataque armado que causó la muerte de siete guatemaltecos.

Durante la citación en el Congreso, Soto reveló algunos de los vejámenes a los que su personal está expuesto al atender a reos.

Según relató, en una ocasión una enfermera atendió a un reo que se estaba masturbando.

“Una vez un privado se masturbó mientras era atendido de una muela y la enfermera le puyó el miembro al ver eso”, explicó.

 

Poca seguridad

Soto indicó que no hay capacidad en seguridad para atender a los reos.

Los custodios del Sistema Penitenciario, que acompañan a los reos, acceden a comprar cosas para los privados de libertad.

“Mirá papa, anda a comprar comida”, le dicen los reclusos a los agentes del Sistema Penitenciario, y estos acceden”, narró Soto.

Según reveló, el reo Anderson Cabrera, que se fugó tras la balacera el pasado miércoles, pidió ir a la farmacia y los custodios accedieron.

Con información de Emisoras Unidas

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo