“El Taquero” afirma que testigos “B y C” son sus extrabajadores y que sus testimonios son falsos

Por Saira Ramos

Marvin Montiel Marín, alias “el Taquero”, calificó hoy el asesinato del excapitán Byron Lima como un “crimen de Estado” y se pronunció en contra de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Este día se lleva a cabo la continuación de la audiencia de primera declaración del caso Pavón. En este hay 17 sindicados de la muerte de Lima y otras 13 personas, hecho ocurrido el 18 de julio de 2016.

Según investigaciones del Ministerio Público (MP) y la CICIG, Montiel ordenó la muerte de Lima y su estructura habría sido la que ejecutó el operativo para “eliminarlo”.

Montiel expresó que la CICIG “es una institución falsa que no tiene absolutamente nada que estar haciendo en el país”.

 

Añadió que esa Comisión, “a base de mentiras es que agarra a los colaboradores porque está ocultando la verdad”.

“El Taquero” aseguró que la CICIG “sabe quiénes están detrás de todo esto” y usan testimonios “falsos” de supuestos testigos para ocultar que se trató de un crimen de Estado.

Es absurdo que con 3, 4, o 5 armas y una granada haya pasado lo que pasó en Pavón, y la forma en que ellos dicen que se ingresaron las cosas, es totalmente absurdo”, expresó Montiel.

Identifica a testigos

Durante la audiencia, la Fiscalía ha reproducido los testimonios de los testigos que declararon en anticipo de prueba. Ya se presentó el de los identificados como “A” y “B”, y hoy se reproduce lo dicho por el testigo “C”.

“El Taquero” detalló que el “testigo B” es Edwin Rodrigo Matías Rodríguez, quien fue su cocinero. Y dijo que el “testigo C” es Danilo Zúñiga, otro de sus extrabajadores.

Son presiones de parte de la CICIG hacia los muchachos”, afirmó Montiel al referirse al motivo por el cual esas personas brindaron su declaración.

Supuesta visita de la CICIG

En otro tema, Montiel indicó que en 2012, personal de la CICIG lo visitó en prisión para pedirle que declarara que era narcotraficante, a cambio de ello le darían la libertad a su esposa, quien se encontraba en una cárcel. Sin embargo, él se negó, de acuerdo con su relato.

(Aseguraron) que si yo me declaraba narco sacarían a mi mujer. Y yo les pregunté qué pruebas tenían para decir eso, tienen kilos, fotos o qué, les dije. Me dijeron que no tenían nada. Entonces, cómo voy a decir que soy narco, les pregunté, a lo que respondieron que tenía que ser humano, hágalo por su señora, me dijeron”, explicó Montiel.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo