Empresario confiesa que le pagó sobornos por Q10 millones a Alejandro Sinibaldi

Por Kenneth Monzón

Hoy continúa en desarrollo la audiencia de primera declaración del caso “Construcción y Corrupción, los negocios del Micivi”.

Tres de los sindicados han rendido su declaración este miércoles ante la jueza Ericka Aifán, titular del Juzgado de Mayor Riesgo “D”.

Los testimonios confirmaron que el exministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, cobraba el 15% de soborno a las empresas a cambio de pagarles la deuda y también que utilizaba testaferros.

Q10 millones en sobornos

Pedro Luis Ramón Rocco Arrivillaga confesó que le pagó sobornos por Q10 millones a Alejandro Sinibaldi en 2012.

"Tuve rabia, fue extorsión", aseguró.

"Empiezo está confesión y recuerdo que la empresa Padegua es de las más antiguas", dijo.

"Cuando se fundó Covial, entramos a las licitaciones por ser proyectos de un año. Entramos pero luego Covial empezó a atrasarse con el pago por obras de asfalto", declaró.

Además, dijo que la secretaria de Sinibaldi, Anaelisse Herrera (sindicada) lo llamó en 2012 y hubo una reunión en la cual ella le señaló que Covial le pagaba la deuda si aceptaba el 15% de soborno.

Lee también: Fincas, yates, helicópteros y adornos de Indonesia adquirió Sinibaldi con los sobornos

“Me sentía intimidado y en ese momento pensé que Sinibaldi iba a ser presidente y por eso aceptamos", afirmó.

Rocco señaló que la deuda de Covial en 2012 era de Q30 millones y pagó a empresas de Sinibaldi Q10.1 millones y después les adjudicaron más contratos.

“Pavimentos de Guatemala aceptó, pero en 2015 dijimos ya no. Y a pesar de que Sinibaldi nos mandó facturas ya no le emitimos cheques, nos fuimos a lo legal", expresó.

. Foto: Kenneth Monzón

"Fue tarde pero decidimos lo correcto. Después destruí mi celular para no tener contactos con Sinibaldi", manifestó.

Asimismo, Rocco aseguró: "al principio dije es mejor aceptar el 85% de algo que el 0% de nada". Y mostró los cheques a la Fiscalía.

De igual forma, aseguró que teme por su familia, pero “hay que aceptar las consecuencias”.

“Cheques en blanco”

En la audiencia también declaró Juan Ignacio Florido, quien aseguró que conoce a Sinibaldi desde 1986 y reveló que aceptó ser representante legal de Agropecuaria El Florido, una de sus empresas de “cartón”.

Florido detalló que esa entidad estaba bajo control de Sinibaldi y aceptó que “firmaba cheques en blanco”.

También detalló que "nunca” ha ido a Nicaragua y que solo le dijeron que se harían unas transferencias.

"No hice negocios en Nicaragua, me falsificaron mi firma”, afirmó.

El sindicado añadió que Sinibaldi lo invitó en el año 2000 a formar un partido político. Luego firmó el arrendamiento para la sede del Partido Patriota.

. Foto: Kenneth Monzón

Niega señalamientos

Por aparte, el sindicado Roger Marcoantonio Navas Coronado dijo ante la jueza: "ha sido afectada mi honorabilidad y credibilidad. He trabajado en el sector público y privado".

Se defendió de los señalamientos y expuso que como auditor ha detectado fraudes y “nunca” ha sido empresario.

"Trabajé para Servicios y Gestiones y todo lo hice bien. En todos los trabajos pasé una prueba de polígrafo. No es cierto lo que me imputan", resaltó.

Agregó que el socio y representante de Servicios y Gestiones era Jaime Ramón Aparicio Mejía (otro de los sindicados en este caso). Y expuso que giraba cheques de la empresa Servicios Calificados de la Construcción porque "tenía firma registrada".

. Foto: Kenneth Monzón
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo