“Gobernaciones se han designado como premios políticos”, detallan exfuncionarios

Por Nancy Alvarez

Este jueves, en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, se analizó la figura de los gobernadores departamentales, así como el tema de la resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC) que orden al presidente Jimmy Morales a relevar de su cargo a por lo menos 15 de ellos.

Como invitados participaron Lucrecia Marroquín de Palomo, exdiputada y exgobernadora del departamento de Guatemala; y Renzo Rosal, exsubsecretario Ejecutivo de la Presidencia y excoordinador adjunto del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano y Rural.

¿Para qué sirven los gobernadores?

“Actualmente, y desde que se hizo el decreto del Organismo Ejecutivo en la época del presidente Arzú, los gobernadores no sirven para nada, más que son premios políticos”, aseguró Marroquín al cuestionarle para qué sirve la figura de gobernador.

Añadió que a su criterio, estos son puestos que realmente los gobernantes “les dan a amigos”. Por ello, aseguró que si se retirara esa figura de gobernador no afectaría en nada. “Solo el presidente debería ver en dónde reubica a sus amigos”, añadió.

Mientras tanto, Rosal expuso que las “Gobernaciones se han designado como premios de consolación de orden político en los últimos 15 años”, pues consideró que esos puestos se les dan a quienes no alcanzaron una diputación distrital o a quienes fueron alcaldes pero no lograron reelegirse.

Lee también: Morales "defiende" la designación de sus gobernadores

A criterio de la entrevistada, la función de un gobernador ahora está desmejorada, pues antes se tenía un reglamento muy completo y ahora solo son seis artículos los que señalan sus funciones.

“Es muy complejo el trabajo luego de que también les quitaron la potestad de decidir ellos las obras de los Consejos de Desarrollo, ahora las deciden municipalidades”, detalló.

 

En tanto, Rosal consideró que pese a que se les recortó funciones y a veces se utilicen los puestos como “premios políticos”, los gobernadores aún tienen una labor importante.

“Son los delegados del presidente y al mismo tiempo son presidentes de los Consejos Departamentales de Desarrollo. También trabajan con Segeplan en el tema de iniciativas de carácter departamental”, aseguró.

De igual forma, ambos entrevistados coincidieron en que las labores de estos funcionarios están supeditadas a muchas otras instituciones.

“El gobernador podría hacer muchas cosas, pero no tiene el poder de hacerlo, pues siempre está supeditado”, expresó la exdiputada.

Acerca de la resolución de la CC

Rosal dijo que se debe ver la resolución de la CC en cuanto a los gobernadores como “una gravedad terrible, porque se trata de corregirle la plana nuevamente al presidente y porque no son uno o dos los que deben ser relevados, sino 15 o 16″.

 

Rosal explicó que la Ley del Organismo Ejecutivo, establece el mecanismo para designar gobernadores, pero que hay una “laguna” en el artículo 42 que dice que el presidente puede tomar en cuenta la terna que se le presente.

Por aparte, Marroquín dijo que “se sigue socavando la autoridad del presidente de la República”, porque si él colocó a los gobernadores él debe haber tenido sus razones y hay un artículo en el cual podría basarse en cuento a la elección.

Añadió que Jimmy Morales está demostrando “poca autoridad y poca decisión de gobernar un país”.

“Tendríamos que buscar una salida para que nos gobierne alguien, porque actualmente la Corte de Constitucionalidad gobierna, el Congreso mal gobierna y los alcaldes son los que realmente tienen el poder local”, afirmó Marroquín.

“La CC resolvió sobre la base de expedientes que le solicitaron representantes, entre comillas, de sociedad civil”, indicó Rosal.

Mientras que  la exgobernadora mencionó que la “famosa sociedad civil ha hecho que se pierda la autoridad”, pues los grupos que representan a este sector son los que han tenido voz y repercusiones serias en las decisiones que se toman.

Carencias

Rosal consideró que hay tres ámbitos en los que existen carencias en las Gobernaciones departamentales, por lo cual consideró que si fuera gobernador actuaría de la siguiente manera:

  1. Cerrar brechas entre instituciones públicas, pues “cada una va por donde se le da la gana y andar libre significa generar espacios para que puedan darse casos de corrupción”.
  2. Retomar la conducción de los presupuestos públicos, ya que la ejecución presupuestaria “es un caos”.
  3. Tener un diálogo permanente, coordinación y comunicación con los alcaldes de los departamentos. “A veces los gobernadores se resisten porque creen que van a ser cooptados por los alcaldes o que les van a quitar el puesto”, dijo.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo