Así planificó “el Taquero” el operativo para asesinar a Byron Lima

Desde cuatro meses antes del asesinato de Lima se inició el ingreso de armas a Pavón para cometer el crimen.

Por Nancy Alvarez

“Disparos deben ser a la cabeza”, esa fue la orden que dio Marvin Montiel Marín, alias “el Taquero”, a los integrantes de su estructura durante las reuniones en las cuales se planificaba un operativo para asesinar a Byron Lima y sus allegados.

Fue el 18 de julio de 2016 cuando ocurrió una matanza en la Granja Penal Pavón, donde Lima y Montiel guardaban prisión. Catorce personas perdieron la vida, entre ellas el excapitán.

Ingreso de armas y reuniones

“El Taquero” compró una carpintería, la cual utilizaba como fachada para ocultar objetos ilícitos. Vendía droga, licores e ingresaba armas de fuego y municiones.

Solo una vez solicitó un permiso al Sistema Penitenciario (SP) para ingresar materiales para la carpintería. El resto de ocasiones su estructura utilizó autorizaciones falsas para que vehículos y supuestos proveedores de insumos para ese negocio entraran a la prisión.

Entre los materiales se “camuflaban” los objetos ilícitos. De esa misma forma fue como la estructura externa de Montiel ingresó a Pavón, entre marzo y julio de 2016, las armas y explosivos usados para el ataque contra Lima.

“El Taquero” sostuvo reuniones con los miembros de su estructura, en las cuales “afirmó su intención de eliminar a Byron Lima y su estructura”, detalló el jefe de la CICIG, Iván Velásquez.

Montiel delegó funciones a cada uno de sus cómplices e instruyó a Moisés Cardona para que disparara contra Lima, le especificó que debía ser en la cabeza porque él utilizaba chaleco antibalas.

También se planificaron los puntos en donde se llevaría a cabo el ataque: los sectores 9, 11 y el conocido como “La Sexta”.

Y se definió el sector 9 como “punto de resguardo y reunión” tras el ataque.

El 18 de julio de 2016, mientras Lima y sus allegados eran asesinados, Montiel estuvo en una bartolina bajo el resguardo de otros reclusos.

Lucha de poder

Las tensiones entre ambos privados de libertad se iniciaron desde 2015 cuando estaban en el cuartel Matamoros. Continuaron en 2016 cuando se encontraban en Pavón, y se intensificaron entre mayo y junio de ese año. Finalmente, Lima fue asesinado por miembros de la estructura de Montiel el 18 de julio.

Las rencillas entre ambos reclusos se debían a luchas de poder.

“Entre Montiel Marín y Lima existía un enfrentamiento por obtener el control de Pavón para cada uno hacer lo que quería: Lima tener control absoluto del centro y Montiel manejar sus negocios”, detalló Velásquez.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo