Guatemalteco Edmond Mulet se refiere a investigación sobre uso de armas químicas en Siria que dirigirá

El diplomático brindó detalles sobre los procedimientos que se realizan para investigar este tipo de casos y las dificultades que se enfrentan.

Por Nancy Alvarez

En el programa A Primera Hora de Emisoras Unidas se conversó este viernes con el diplomático guatemalteco Edmond Mulet, quien fue nombrado ayer por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como jefe de un comité que investigará el presunto ataque químico en Siria a principios de abril.

Mulet fue nombrado "para presidir el Mecanismo Conjunto Investigador formado por la ONU y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), establecido por el Consejo de Seguridad en 2015", indicó ayer el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

El entrevistado explicó que en la investigación participarán especialistas y científicos. Añadió que el caso está a cargo de un panel integrado por tres personas: él, un científico suizo, y la tercera posición aún no ha sido ocupada. Este asumirá el próximo lunes.

Lee también: Guatemalteco Edmond Mulet es el nuevo jefe del comité sobre armas químicas en Siria

Antecedentes

De acuerdo con Mulet, en Siria los actores no son solo el Gobierno y el Ejército, sino que también hay entre 20 y 30 facciones rebeldes, una de ellas es el Estado Islámico. Los otros grupos son apoyados y equipados por países como Irán, Arabia Saudita, Estados Unidos, Rusia, países europeos y los kurdos.

El entrevistado recordó que viajaba a Siria bastante seguido cuando estaba asignado a otra misión y que conoció el país antes de que la guerra “destruyera prácticamente todo”.

En la actualidad se contabilizan más de 500 mil fallecidos como consecuencia de esa situación, además hay aproximadamente 4 millones de refugiados que han salido de Siria, según Mulet.

Lee también: Resultados “indiscutibles” muestran que se usó gas sarín en Siria

Señaló que ha raíz de lo que ocurre, el Consejo de Seguridad de la ONU creó una comisión hace un año y medio para investigar los ataques con armas químicas en Siria.

Según indicó, hace cuatro años y medio ese país aceptó entregar la información sobre sus armas químicas, dónde las tenía embodegadas y cuántas había producido. Entonces, esas se identificaron y fueron destruidas, incluso algunas fue necesario hacerlo en alta mar.

Sin embargo, desde hace dos años y medio ha habido incidentes y ataques con armas químicas contra civiles en Siria, “entonces la pregunta es ¿de dónde vienen esas armas, será que no las entregaron todas?, y eso es lo que se debe determinar”, mencionó el guatemalteco.

“Muchos de los grupos o subgrupos no tienen la capacidad ellos mismos de generar las armas químicas, pues para hacerlo se necesitan laboratorios elaborados. Por lo tanto, hay que determinar el origen de las mismas”, dijo.

 

Asimismo, explicó que en los últimos ataques se determinó que fue gas sarín el que causó la muerte de muchos civiles.

Por aparte, indicó que no es especialista en armas químicas, pero sí conoce el país, su historia y los cambios que ha sufrido en los últimos años.

La misión

Con relación a la misión, Mulet explicó que en total son 25 personas las que participarán en el proceso de investigación en Siria, y que todos deben participar por un proceso de capacitación sobre seguridad y armas químicas antes de iniciar las labores.

Resaltó que algunas de las dificultades que se presentan en este tipo de procesos es que muchas veces el Gobierno sirio no permite el ingreso de los técnicos e investigadores al lugar en donde ocurren los ataques; por lo tanto, se debe recurrir a otro tipo de evidencias, “lo cual hace más difícil el trabajo de la comisión”.

“Siria ha declarado que sí abrirá sus fronteras para que se realicen investigaciones, pero a veces ha dicho que las puertas están abiertas y no es así, incluso no da la visa para ingresar al país”, dijo Mulet.

Mencionó también que esta misión depende de contribuciones voluntarias de los países miembros. En este tema ya han colaborado Japón, Canadá y países europeos y africanos.

Perfil

Mulet dio a conocer que empezó funciones en la ONU en 2006 cuando fue nombrado representante especial del entonces secretario genera, también fungió como jefe de la misión de estabilización en Haití, en donde trabajó para la confrontación de las maras.

Después, durante dos años y medio, fue subsecretario general encargado de todas las operaciones de paz del mundo.

Mientras que en 2010, fue enviado a Haití un día después de que ocurrió el terremoto en ese país. Llegó acompañado con perros de rescate y pasó 17 meses allí, recordó. En ese lugar posiblemente pasó “los momentos más dolorosos” de su vida, según indicó.

Añadió que trabajó para coordinar la elaboración de fosas comunes para enterrar a las 300 mil personas que fallecieron, recoger escombros e iniciar la reconstrucción.

Volvió a dirigir las operaciones de paz durante cuatro años y medio y después fue nombrado secretario general adjunto de la ONU y jefe de gabinete.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo