Frutas que endulzan la vida, conoce la historia de doña Angélica Osoy

Angélica Osoy comercializa productos frescos en uno de los ingresos al Mercado Central. ¡Conoce su historia!

Por Joel Suncar

Cuando era niña, Angélica Osoy se mudó de Santa María de Jesús, en Sacatepéquez, a la capital. Unos años después empezó a comercializar frutas en la escuela Aguilar Hernández, en la zona 12.

Hace 10 años, su suegra, Ángela, decidió dejarle una venta de fruta situada en uno de los ingresos al Mercado Central. Desde entonces, Angélica ofrece distintas clases de frutas que deleitan a chicos y a grandes.

Todos los días, a las siete de la mañana, comienza a pelar la fruta. Dos horas después tiene listas las bolsas con sandía, papaya, mango, melón, naranja y piña.

Motiva a sus clientes

También vende bolsas mixtas, las cuales tienen manzana, fresa, melón, sandía, kiwi, mango, piña y mora.

“La fruta mixta es la que más se vende. Me gusta motivar a la gente con el producto. Esta fruta no se encuentra en cualquier lugar”, comentó.

Un futuro mejor

Angélica comercializa las bolsas de mango con limón, pepita, sal y chile, según el gusto del cliente. El resto de frutas las acompaña con miel.

“Este negocio me ayudó a dar un futuro mejor a mis hijas. Una de ellas está en la universidad. Otra se gradúa este año y la pequeña también estudia”, mencionó.

El número

  • Q5 cuestan las bolsas de fruta que vende en el Mercado Central.

El dato

  • Osoy atiende de lunes a domingo, de 9 de la mañana a 6 de la tarde.
  • Su negocio se ubica en el ingreso al Mercado Central, sobre la 8a. calle, en la zona 1.
  • También comercializa bolsas con ensaladas.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo