Presidente de la CC ve necesario reformar la Ley de Amparo

Los retos y desafíos que tiene la Corte de Constitucionalidad fue el tema abordado hoy en el programa A Primera Hora, con el magistrado presidente Francisco de Mata.

Por Nancy Alvarez

Este viernes en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, se conversó con el magistrado Francisco de Mata Vela, presidente de la Corte de Constitucionalidad (CC), quien tomó posesión del cargo ayer.

Durante la entrevista se dialogó sobre los retos y desafíos que se prevén para la Corte durante su período en la presidencia.

Política de austeridad

De Mata dio a conocer que trabajará bajo una política de austeridad, y que la primera medida que tomó con relación a ello fue cancelar el servicio de banquete valorado en Q80 mil que se tenía previsto para la actividad realizada anoche, en la cual tomó posesión.

Señaló que en lugar de lo anterior, optó por entregar a los invitados una copa de vino y boquitas, para lo cual se invirtió una cifra no mayor a los Q14 mi.

Retos y desafíos

Con relación al trabajo que realizan los magistrados suplentes, explicó que estos son convocados casi todos los días debido a la gran cantidad de trabajo que tiene la CC.

“Es aterrador las cifras que se manejan en este momento en la Corte de Constitucionalidad”, resaltó De Mata al referirse a la cantidad de acciones que reciben.

“Desde las 9:00 horas tenemos tres vistas públicas y luego nos trasladamos al pleno de la Corte donde se tratan entre 40, 50 o 60 casos”, dijo al referirse a que “la séptima magistratura trabaja todos los días”.

Añadió que los suplentes reciben Q2 mil 500 por cada vez que se les convoca, por lo cual hizo un cálculo que al mes recibirían unos Q40 mil si son convocados cuatro días a la semana.

Por aparte, habló sobre la decisión de suprimir plazas de medio tiempo y dijo que son acciones de transparencia que se deben mantener en los altos tribunales.

Señaló también que en la CC es importante evitar las audiencias unipersonales para tratar casos que se están ventilando, esto tomando en cuenta la gran cantidad de trabajo que se tiene. “Recibimos un promedio de 20 peticiones de audiencias cada día”, explicó.

Asimismo, indicó que lo más prudente es que las audiencias unipersonales se eviten, pues a su criterio, en estricto cumplimiento con la ley, es la vista pública el espacio que se tiene para escuchar los argumentos y alegatos de las partes para luego poder emitir una resolución.

Mal uso de amparos

El presidente de la CC explicó que en los primeros 20 años de funciones de la CC se recibía un promedio de 1 mil amparos al año; mientras que ahora, que es el año 32, se reciben unos 7 mil amparos anualmente.

“Es totalmente imposible trabajar con esta cantidad”, manifestó.

El magistrado resaltó que en Guatemala se hace “mal uso y abuso del recurso de amparo” y que es necesario reformar la Ley de Amparo.

Según mencionó, actualmente para resolver una de esas acciones se llevan un año aproximado de trabajo, cuando el tiempo debería ser de no más de 30 días.

Lee también: La Corte ha debatido la importancia de los amparos como última instancia legal

Asimismo, durante el programa se recordó lo que afirmó ayer De Mata en su discurso, sobre que entre el 80% y el 85% de los amparos son improcedentes y se declaran sin lugar.

Esa situación hace que el Estado invierta recursos en temas fallidos y obstaculiza el dinamismo que debe tener la justicia ordinaria, añadió De Mata.

Y consideró que “el reto es reducir al máximo la mora judicial constitucional”, además de tratar de mejorar y agilizar el amparo.

El presidente de la CC dijo que mientras no se aprueben reformas a la ley que regula esa figura, se debe crear doctrina jurisdiccional como parte de las “medidas de urgencia” a tomar para evitar ese abuso.

El entrevistado señaló que una de las funciones esenciales de la CC es conocer las inconstitucionalidades, sin embargo reciben un número mucho menor de estas con relación a los amparos.

“Por cada 100 amparos no hay ninguna inconstitucionalidad, por cada 500 amparos tal vez se llega a una inconstitucionalidad”, expresó.

En tanto, Jorge Rolando Barrios, expresidente del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG), enfatizó que el tema del amparo es bastante polémico.

Agregó que se debe buscar un punto de equilibrio para no limitar el derecho a esa garantía, pero al mismo tiempo que eso no se convierta en una maniobra dilatoria a través del litigio malicioso para obstaculizar los procesos.

Reformas necesarias

Al ser consultado las reformas a la Constitución Política de la República, el magistrado presidente dijo que estas son necesarias.

“Las reformas constitucionales al sector justicia son una tarea pendiente en Guatemala desde hace 20 años”, resaltó.

Aunque aclaró que específicamente no se estaba pronunciando sobre el proyecto que se analiza en la actualidad en el Congreso de la República, sino en general sobre reformas.

Lee también: Analizan situación del Congreso y desarrollo de la discusión sobre reformas constitucionales

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo