Comisión reconoce que interpelar a titular de Salud no era necesario

El equipo del Ministerio de Salud Pública se presentó al Legislativo para cumplir con el juicio político promovido por varios diputados del partido de gobierno Frente de Convergencia Nacional-Nación.

Por Joel Maldonado

Horas antes de que iniciara la sesión para interpelar a la titular de la cartera de Salud, la presidenta de la comisión legislativa de Salud, Karla Martínez confirmó el desestimiento de esa medida.

Sin embargo, la ministra Lucrecia Hernández junto con sus viceministros asistieron al Congreso para responder las dudas de los legisladores.

“Decidimos continuar con la agenda legislativa y trabajar en conjunto con el Ministerio de Salud por medio de mesas de trabajo para hacer la fiscalización correspondiente”, mencionó la diputada Martínez.

Además, hizo un llamado a los sectores de la sociedad interesados en el tema de la salud para presentar propuestas de mejora la salud en el país.

Martínez reconoció que el trabajo de la cartera se basa en mejorar el primer nivel de salud, pero enfatizó en que se debe fortalecer el segundo y tercer nivel de atención, por lo que es necesario impulsar acciones concretas que perduren por varios años.

Rendirán cuentas

La ministra de Salud se comprometió a continuar rindiendo cuentas por las vías regulares como citaciones e informes.

“Estamos tranquilos de que no hubo interpelación y vamos a esperar la documentación para tener certeza de que el juicio político se suspendió”, resaltó Hernández, ya que no contaba con toda la documentación del Legislativo que oficializaba el desestimiento de la interpelación.

La funcionaria indicó que no fue una batalla ganada el retiro de la interpelación, porque se pretende hacer un balance donde se fortalezcan los procesos de fiscalización por parte de los diputados y no entorpecer los procesos en el Ministerio de Salud ni en la agenda legislativa.

“Es una muestra de poca credibilidad”, análisis de José Carlos Sanabría, de Asíes

El retiro de la interpelación es una muestra de la debilidad política y credibilidad que tiene el Congreso a diferencia de lo que sucedía en años pasados que era utilizada como una medida para detener la agenda legislativa. Además, se reconoce el amplio apoyo a la ministra y el reconocimiento a su trabajo en la ciudadanía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo