General Benedicto Lucas de buen humor en la presentación de pruebas

La discusión de las pruebas por la desaparición del adolescente Marco Molina Theissen se discutirán el 21 de marzo de 2017.

Por Kenneth Monzón

Por instantes sonrió. En otros saludó y hasta conversó con sus familiares y amigos. El general retirado Manuel Benedicto Lucas García estuvo de buen humor en la audiencia de presentación de pruebas. Un juez lo envió a juicio junto con otros cuatro militares retirados por la desaparición del adolescente Marco Antonio Molina Theissen hace 35 años.

El juez Víctor Herrera solicitó a la Fiscalía y los defensores entregar todas las pruebas hasta el 16 de marzo de 2017. “Fue un acuerdo entre las partes debido a la cantidad de documentos”, mencionó el abogado Jorge Lucas Cerna, quien defiende a su papá Lucas García.

La audiencia para discutir las pruebas necesarias en el debate se hará el 21 de marzo de 2017.

A juicio

El 2 de marzo de 2017 el juez Herrera envió a juicio a Lucas García y a los militares retirados Francisco Luis Gordillo Martínez, quien formó el triunvirato junto con el general retirado José Efraín Ríos Montt y Horacio Maldonado Schaad en 1982.

También enfrentarán juicio Edilberto Letona Linares, quien era el segundo comandante de la base de Quetzaltenango; Hugo Ramiro Zaldaña Rojas, el exjefe de la segunda sección del Ejército; y Manuel Antonio Callejas Callejas, quien era el jefe de inteligencia militar.

Los cinco militares retirados fueron detenidos el 6 de enero de 2016.

La desaparición

El joven Molina Theissen fue raptado por un comando militar en la colonia La Florida, zona 19 el 6 de octubre de 1981. El rapto sucedió cinco días después que su hermana Enma escapó de la base militar de Quetzaltenango luego de permanecer siete días detenida donde fue violada.

[gallery gallery_type="article-fullwidth" ids="779762,779767,779760,779768,779759,779766,779757,779761,779763,779764,779765"]

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo