El dolor y el llanto no ha terminado

Luego del traslado de cadáveres del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, San José Pinula, hacia la morgue del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), en la zona 3 de la capital, las familias apenas enfrentan una fase del duelo.

Por Álvaro Alay

La sede del Inacif en la capital ha sido el punto de encuentro de grupos familiares que no se conocían, pero que han coincido en ese lugar  porque tienen en común: haber perdido a una hija o hermana en el incendio del miércoles en el Hogar Seguro administrado por el gobierno.

Una parte de la vieja pared del Inacif ha sido usada como altar para honrar la memoria de las víctimas. Algunos llevaron rosas, encendieron velas y colocaron la imagen de la Virgen de Guadalupe en busca de aplacar el dolor.

“Por rebeldía”

Zulma Chután perdió a su hermana. La víctima fue Mayra Aidé Chután Urías de 16 años de edad quien había ingresado al Hogar Seguro Virgen de la Asunción hace siete meses.

La hermana de Mayra Aidé dijo entre sollozos que jamás espero que ocurriera esa tragedia en un lugar llamado “hogar seguro”. Zulma reveló que la menor de edad fue ingresada al centro “por rebeldía”.

El cielo plomizo y el frío acentuaban el dolor de quienes esperaban en las afueras de la morgue del Inacif para recoger el cadáver de su familiar.

La banqueta y el suelo fueron usadas como sillas. Los dolientes se abrazaban buscando consuelo. Algunos se quedaban por momentos con la mirada perdida.

Familiares de las víctimas comparten la noticia con los suyos. Foto: Álvaro Alay

"¿Dónde me están entregando a mi hija?, pido justicia y que se castigue a los monitores", gritaba una madre mientras comenzaba el proceso de recepción del cuerpo sin vida de su hija.

El vocero del Inacif Roberto Garza informó que hasta el medio día de este jueves habían ingresado 25 cadáveres, de los cuales a 20 ya se les practicó la necropsia, pero solo cuatro han sido entregados.

Del total, solo 12 menores fueron identificadas

En la calle improvisaron un altar por las víctimas. Foto. Álvaro Alay

Incertidumbre

Pero no todos se han librado de la angustia de saber qué paso con sus seres queridos. Marvin Catalán, familiar de una de las niñas que estaban en el Hogar Seguro, visitó la morgue para determinar en dónde está la menor.

"Hasta ahorita no sabemos si está viva o muerta", comentó Catalán, mientras bajaba su mirada al suelo y volteaba a ver detrás de sí cuando el llanto de otras personas aumentaba.

Marvin Catalán aún busca a una de sus familiares. Foto. Álvaro Alay

“Estado corrupto”

Gloria García, vendedora del mercado de flores, contiguo a la morgue, llevó una corona al altar improvisado para las niñas en la calle.

En el lugar fue colocado un rótulo donde se lee: “Estado corrupto, estado fallido, estado asesino de niñas”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo