La tragedia no termina para los afectados del alud en El Cambray II

Un año y dos meses después de que el entonces presidente Alejandro Maldonado se comprometiera a otorgar viviendas en un lugar seguro a las víctimas del alud, en el proyecto habitacional “Mi Querida Familia”, no se ha entregado ninguna.

Por Saira Ramos

Los afectados por el deslizamiento en la colonia El Cambray II, en Santa Catarina Pinula, siguen esperando y el plan avanza con tropiezos.

En un recorrido por el proyecto habitacional ubicado en el kilómetro 26.5 de San José Pinula, en una finca que perteneció al narcotraficante Marvin Montiel Marín alias “El Taquero”, se vio a dos supervisores del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) y a 70 trabajadores de la empresa Preco S. A., retomar la construcción de 40 de las 181 casas que debió finalizar la compañía Inpro S. A.

La reconstrucción se retomó después de casi cinco meses de que la obra quedó paralizada por las irregularidades en las que incurrió Inpro, según una auditoría realizada por la Contraloría General de Cuentas (CGC).

Regresan a la “zona cero”

El atraso en la entrega de las casas del proyecto “Mi Querida Familia” provocó que varios afectados por el deslizamiento hayan tenido que regresar a sus hogares en El Cambray II.

El miedo no los paraliza, dijeron cuatro de los consultados. La decisión de regresar a sus casas en la denominada “zona cero” la tomaron al ver que no tenían un terreno para hacer sus siembras, al saber que personas desconocidas ingresan a robar las pocas pertenencias que quedaron en sus viviendas abandonadas por la tragedia y por no tener los ingresos necesarios para cubrir una renta mensual.

Carmen Cifuentes, uno de los afectados, afirmó que regresó a su antiguo hogar porque “Dios está con él”, y asegura que nada le pasará. Además, porque hace años perdió a su esposa en un deslave similar al del 1 de octubre de 2015, el cual cayó en el patio de su casa.

Su historia es la de muchos que aún no logran reponerse de la tragedia y ven cómo el Estado retrasa la entrega de una vivienda segura que les permita seguir adelante.

Sin seguimiento

En Guatemala no hay seguimiento a los programas que se instalan en los antiguos Gobiernos. En 2016, el presidente Morales asumió con un nuevo equipo y en teoría tendría que retomar los proyectos que empezaron sus predecesores.

En el caso del complejo habitacional “Mi Querida Familia”, el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) tiene que dar seguimiento a la construcción porque fue una promesa que hizo el expresidente Maldonado Aguirre a todos los afectados por el derrumbe en El Cambray II; hemos visto que el Ministerio Público (MP) sí ha dado seguimiento a la investigación.

Se lamenta el hecho de que los vecinos de El Cambray II estén regresando a sus hogares y pongan su vida en peligro. Se desconoce si alguna entidad, el CIV o la Municipalidad de Santa Catarina Pinula están monitoreando esa situación. El hecho de que los afectados están regresando a sus casas muestra la necesidad de vivienda en el país.

La construcción de “Mi Querida Familia” tiene muy poca información de parte del ministro de Comunicaciones. No se sabe si los vecinos están organizados o están pidiendo el proyecto habitacional. Esperaría que el Gobierno exija a la empresa constructora las más de 100 casas en los próximos meses y que se confirme que esta cumplió con todas las especificaciones de la contratación.

En caso de que no se entreguen las casas, como se prometió, sería otra promesa incumplida, aunque esta no sería la única vez que sucede esto porque en años anteriores ha pasado que los proyectos se atrasan y se les pierde el seguimiento. Lo ideal sería que la empresa cumpliera con la construcción del proyecto. El Gobierno debe exigirlo.

“Vivo solo. Dios me ayuda. Mi esposa murió cuando cayeron tres árboles de encinos en la casa”. Carmen Cifuentes, vecina de El Cambray II.

Reacciones

  • “No olvido esos días. Fue duro ver a mi novia y a su familia soterradas”. Jorge Baque, vecino afectado por el alud de El Cambray II.
  • “No tengo miedo de vivir aquí solo. Mi esposa murió en el deslave”. Román Yucuté, sobreviviente del alud.
  • “Yo me portó bien y Dios me ayuda. Aquí vivo solo y me dedico a sembrar”. Carmen Cifuentes, vecino y afectado por el deslave.

4 aspectos del proyecto “Mi Querida Familia”

  1. Para finales de abril de 2017, la empresa Preco S. A., programó la entrega de 181 casas para los damnificados de El Cambray II. Las viviendas no tendrán ningún costo para las familias, según Édgar Javier, director de la Unidad de Desarrollo para la Vivienda Popular (Udevipo).
  2. El proyecto habitacional tendrá un tanque de agua comunal, una planta de tratamiento de aguas residuales y un área verde con árboles frutales. Para los niños, un parque de diversiones y una piscina, la cual fue construida originalmente por el narcotraficante.
  3. Las viviendas de El Cambray II fueron construidas para cinco o seis personas. Estas tendrán tres habitaciones, una sala-comedor y cocina (con un lavatrastos incluido), un baño completo, un patio con un área de lavandería y un parqueo en la parte de enfrente de las casas.
  4. Cerca de “Mi Querida Familia” no hay ninguna escuela ni instituto a la que puedan asistir los niños y jóvenes del proyecto habitacional. Tampoco hay transporte público, ni sede de la Policía Nacional Civil (PNC) que resguarde los alrededores.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo