Magistrados se defienden de señalamientos

Se trata de las denuncias que surgieron tras una sesión de pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de octubre de 2016 donde se conoció la solicitud de antejuicio en contra del expresidente del Congreso de la República Luis Rabbé.

Por Juan Carlos Ramírez

La magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) María Eugenia Morales y el magistrado de la Sala Tercera de Apelaciones Jaime Amílcar González Dávila comparecieron este viernes ante la junta disciplinaria del Organismo Judicial (OJ) por denuncias que pesan contra ambos por un caso en común.

Todo se originó en una reunión del 5 octubre de 2016 donde el pleno de magistrados de la CSJ conoció la solicitud de antejuicio contra Luis Rabbé, misma que fue rechazada. En esa ocasión la magistrada Silvia García no asistió a la sesión y en su lugar votó el presidente de la Sala Segunda de Apelaciones Gustavo Dubón, pero quien firmó en esa casilla fue González Dávila.

El hecho fue considerado anómalo por la magistrada Morales, quien presentó una denuncia el 10 de octubre ante el Ministerio Público (MP). Una prueba que presentó fue el acta original de esa sesión.

El magistrado González y la magistrada de CSJ Morales comparecieron ante la junta disciplinaria. Foto: Emisoras Unidas

La entonces presidenta de la CSJ Silvia Valdés denunció después a la magistrada Morales por consideró que haber tomado el acta y llevarla a la Fiscalía fue una ilegalidad.

Se defienden

El magistrado González Dávila aseguró que no recuerda cuando le llevaron el acta para firmarla y negó que haya cometido alguna falta.

Por su parte, la magistrada Morales no consideró una falta haber tomado el acta y argumentó que era necesario presentarla pues era el mejor sustento de su denuncia.

 

Con información de Emisoras Unidas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo