Inició como lustrador y logró tener una peluquería que atendió expresidentes

Rolando López Ávila salió adelante trabajando como peluquero en la zona 1.

Por Joel Suncar

Cuando empezó a trabajar como lustrador en una barbería, don Rolando López Ávila no se imaginó que se convertiría en dueño de una peluquería que sería reconocida como uno de los puntos de identidad en el Centro Histórico.

“Antes, todos los barberos empezaban como lustradores. Yo comencé a los 12 años. Después aprendí a cortar el pelo. La primera barbería donde trabajé se llamaba El Cairo”, relató.

En 1976 fue contratado en Pompadour, una peluquería fundada en 1920 por un francés que vino a Guatemala después de la Primera Guerra Mundial.

“Hace 30 años, el dueño original me dejó el negocio como indemnización. Yo le cortaba el pelo a los expresidentes Romeo Lucas García y Juan José Arévalo”, recordó López Ávila.

Es un arte

Gracias a su esfuerzo como peluquero, don Rolando construyó su casa y sacó adelante a sus cinco hijos. “Cortar cabello es un arte”, mencionó antes de sonreír.

En 2008, el Ministerio de Cultura y Deportes, a través de la Dirección General de las Artes, declaró la peluquería Pompadour como “Punto de Identidad del Centro Histórico”.

El dato

  • La peluquería Pompadour está ubicada en la 3a. avenida, 9-44, de la zona 1.
  • El horario de atención es de lunes a sábado, de 9 de la mañana a 6 de la tarde.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo