Señalados de extorsión se salvan de ser linchados en Huehuetenango

Un grupo de pobladores retuvo a dos hombres a quienes acusaba de extorsionar pero por la intervención de la policía se evitó que fueran vapuleados.

Por Juan Carlos Ramírez

En el caserío Chamchimil, aldea Mash de Todos Santos Cuchumatán, Huehuetenango los pobladores se organizaron para retener a dos hombres señalados de exigir Q75 mil como extorsión a un anciano de la localidad, informó la Policía Nacional Civil (PNC).

Cándido Méndez García, de 27 años de edad y Arturo Sales Godínez, de 23 eran los sospechosos de haber amenazado de muerte a un hombre de 75 años si no entregaba el dinero.

Los vecinos sometieron a Méndez y a Sales y los rodearon. Algunos comenzaron a pedir a gritos que los golpearan y quemaran, según el reporte oficial. Del hecho fueron informados los agentes de PNC de la localidad, quienes acudieron ante el desorden.

Los policías buscaron a los líderes de la turba para entablar el diálogo y así sacar del lugar a los señalados de extorsión para ponerlos a disposición de un juzgado.

La versión que dieron los pobladores es que los extorsionistas hicieron algunas llamadas el domingo recién pasado al hombre de la tercera edad exigiéndole Q75 mil a cambio de no asesinarlo.

De esa cuenta, cuando supuestamente Méndez y Sales estaban a punto de recoger un paquete que simulaba el pago, los vecinos de la víctima los sorprendieron y retuvieron.

La policía condujo a los sindicados ante el juzgado de la localidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo