Exvicepresidenta Roxana Baldetti deberá acudir a Tribunales por el caso La Línea

Juez Miguel Gálvez cita a los implicados el 6 de febrero de 2017.

Por Kenneth Monzón

La exvicepresidenta Roxana Baldetti deberá ser trasladada desde el Centro Preventivo para mujeres Santa Teresa, en la zona 18 hasta la Torre de Tribunales para comparecer junto a sus abogados por la audiencia intermedia del caso de defraudación aduanera denominado La Línea, por el que renunció y fue enviada a prisión en 2015.

Miguel Gálvez, titular del Juzgado de Mayor Riesgo B, ha citado a los implicados, sus abogados, los fiscales y los querellantes a las 9 horas el 6 de febrero de 2017 y se prevé un despliegue policial con más de 150 uniformados y la revisión a los visitantes.

Baldetti podrá volver a saludar al general retirado y expresidente Otto Pérez cuando coincidan en la la sala 6 del nivel 14. En agosto de 2016 estuvieron juntos en la Sala de Vistas por la audiencia del caso “Cooptación del Estado de Guatemala”.

La semana pasada el juez informó que había aceptado un acuerdo de colaboración del militar retirado Juan Carlos Monzón, quien era el secretario privado de Baldetti. También de José Alfredo Guillén Sagastume, exempleado de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), quien elegía los furgones en la aduana Santo Tomás de Castilla para que los importadores pagaran los sobornos.

La exvicegobernante sigue por videoconferencia la audiencia del fraude al Estado con una "fórmula mágica" para sanear el lago de Amatitlán.

Cabecillas
Pérez y Baldetti fueron vinculados como los cabecillas de la estructura criminal que defraudó al Estado desde el 8 de mayo de 2014 hasta el 16 de abril de 2015. Ambos enfrentan proceso por defraudación aduanera, asociación ilícita y cohecho pasivo.

La audiencia podría suspenderse debido a que existen acciones de los sindicados que están pendiente de ser resueltas.
El año pasado la audiencia se suspendió en dos oportunidades: En marzo debido a una apelación de la Procuraduría General de la Nación y en octubre por inasistencia de los abogados de Pérez Molina.

Beneficios

El 2 de febrero de 2017, durante una audiencia, privada, el empresario Salvador González, “Eco” aceptó su participación en el caso de defraudación aduanera y la Fiscalía hizo público el acuerdo de colaboración para ser condenado a penas mínimas y recuperar su libertad.

Ese día Juan Carlos Monzón fue aceptado para que declare como colaborador y luego obtenga los mismos beneficios.
Ambos serían los primeros en llegar a una condena por el caso y los otros 30 aún esperan si el juez los envía a juicio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo