Corte de Canadá acepta demanda de campesinos guatemaltecos

Se trata de la denuncia por agresiones contra quienes protestaban frente a la mina El Escobal, ubicada en San Rafael Las Flores, Santa Rosa.

Por AP

Una corte de apelaciones canadiense en Columbia Británica aceptó continuar con una demanda civil de un grupo de campesinos guatemaltecos contra una minera de aquel país por violación a sus derechos humanos durante una protesta en 2013.

La demanda civil que enfrenta la empresa Tahoe Resources obedece a las agresiones ocurridas durante una protesta de campesinos frente a las instalaciones de la mina de plata, oro y zinc de su propiedad llamada El Escobal, ubicada en el municipio de San Rafael Las Flores del departamento de Santa Rosa, a unos 100 kilómetros al este de la capital guatemalteca.

Los campesinos protestaban por la instalación de la mina en sus territorios, y tras generarse disturbios, los comunitarios Adolfo Agustín García, Luis Fernando García Monroy, Erick Fernando Castillo, Artemio Humberto Castillo, Wilmer Francisco Pérez, Noé Aguilar y Misael Martínez resultaron heridos.

Foto: STR / AFP

Según la investigación de la fiscalía de Guatemala, el entonces jefe de seguridad de la mina, Alberto Rotondo, presuntamente ordenó disparar contra manifestantes a un grupo de agentes privados de seguridad. Rotondo, de origen peruano, fue detenido en Guatemala pero un juez le benefició con arresto domiciliario hasta que, en 2015, se fugó a Perú.

Guatemala ha solicitado su extradición pero las autoridades peruanas aún no la conceden.

Tras los conflictos en el lugar, el entonces presidente Otto Pérez Molina, preso por corrupción, instaló un estado de sitio, militarizó la zona y envió policías a defender las instalaciones de la mina.

Según el abogado Rafael Calas, Director jurídico del Centro de Acción Legal y Ambiental, Calas, representante de los campesinos, quien dio a conocer el jueves la aceptación de la demanda, este es el primero fallo en el que una corte de apelaciones canadiense permite que un proceso, por violaciones a los derechos humanos cometidos por una empresa canadiense en el extranjero, avance.

Foto: STR / AFP

La empresa minera había argumentado que el sistema judicial guatemalteco era más adecuado para conocer el caso, pero en su sentencia la corte argumenta que hay "un riesgo real de que los apelantes no obtengan justicia en Guatemala".

Según Calas, la demanda se interpuso en Canadá debido que ahí está ubicada la junta directiva de dicha empresa y ellos son los responsables de las decisiones de ésta en materia de seguridad y relaciones comunitarias donde operan.

"La corte estuvo de acuerdo con nuestro argumento de que ya no había ningún proceso judicial en marcha en Guatemala y que el hecho que Rotondo se haya escapado con tal facilidad demostraba la fragilidad del sistema judicial guatemalteco", dijo en un comunicado de prensa Joe Fiorante, socio de la firma de abogados de Vancouver Camp Fiorante Matthews Mogerman, que apoyan a los demandantes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo